Andrés sigue siendo el Rey. Vídeo

0
231

Primero de los dos compromisos del hispano-peruano Andrés Roca Rey y da el aldabonazo de la feria, tres orejas que pudieron ser cuatro y su cuarta puerta grande consecutiva, aunque la tercera no pudo salir al tener que pasar por la enfermería por cogida el año pasado.

Sus compañeros de cartel no tuvieron el resultado deseado, siendo el ibicenco-extremeño Ferrera ovacionado y el jerezano-extremeño Ginés Marín silenciado. A este último aún le queda otro compromiso mañana en este serial.

Desde el paseíllo majestuoso y pausado de Roca Rey el respetable no le quitaba la vista de encima, y este devolvió con creces esa admiración que procesa en los aficionados. Pisa terrenos comprometidos y no rehúsa nunca la pelea, se siente cómodo en los terrenos del toro y cruza esa delgada línea que pone el triunfo sobre la tragedia. Hoy venía a darlo todo y así fue desde el inicio de capote con mecidas verónicas para realizar posteriormente un quite por salterillas de quitarte el hipo de golpe. Es arriesgado, pero a la vez sereno en sus planteamientos, buscando siempre la atención de los aficionados, miles de ojos prestaban atención y guardaban silencio en el inicio de rodillas en el tercio, pasándose muy cerca a su antagonista, al tiempo que le pegaba dos pases cambiados por la espalda de poner a todo el público en pie. La faena redonda y bien enjaretada le puso el broche de una estocada hasta la gamuza, haciendo que todo el mundo agitar pañuelos, almohadillas o lo que tuvieran a mano. En su segundo derramó su arte por el ruedo pamplonica para cerrar una tarde para el recuerdo, con otra soberbia estocada que le colocaban con un doble trofeo en su esportón y hasta el momento triunfador absoluto de la feria del toro.

Venia Ferrera con ganas en este compromiso pamplonica y sorteo por delante a un toro amplio de sienes y bastito que le costaba humillar y templar. Se esforzó Ferrera es su tauromaquia exigiendo de su enemigo que la faena tuviese vuelo, algo que no llegó. El segundo de mejores hechuras le falto clase y recorrido, enjareto algunos muletazos de buen corte que no fueron suficientes para rematar una faena que no tuvo el mejor final con los aceros.

Primero de los dos compromisos de Ginés Marín en esta feria y se fue de vacío, un lote deslucido al que no pudo componer faena, lo intento con ambos antagonistas y estos no les devolvieron las buenas formas con la que Ginés quería componer sus faenas. Será mañana el día que podamos ver el buen aire que lleva esta temporada el jerezano.

Ficha del Festejo

Toros de Núñez del Cuvillo de juego variado.

Antonio Ferrera, ovación tras aviso / ovación

Andrés Roca Rey, oreja con fuerte petición de la segunda / dos orejas

Ginés Marín, silencio / silencio

Incidencias.- Lleno en los tendidos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here