Cartagena y Leonardo puerta grande en tarde de éxito en Yepes

El gran ambiente que se apreció en los tendidos de la plaza de Yepes se vio reflejado también en la arena, donde un gran Andy Cartagena, con cuatro orejas y un rabo, y la espectacular lidia de Leonardo, dos orejas y rabo, se fueron a hombros de los espectadores. Sólo el desafortunado uso de los aceros de Sergio Galán impidió el éxito total.

Hacía tiempo que la plaza de toros de Yepes no mostraba un aspecto tan saludable en los tendidos, aún a pesar de las restricciones de aforo. Y ese entusiasmo se trasladó pronto al ruedo, donde se vivió un gran espectáculo toda la tarde.

Y el gran protagonista fue Andy Cartagena, que esta vez se mostró centrado y asentado, sin perder ni un ápice de la espectacularidad de su toreo, pero sin juegos de artificio. Siempre atento a las evoluciones de sus dos toros, a la postre, el mejor lote del festejo. Cortó dos orejas del primero, con el que se ajustó en los embroques, clavó con acierto y se templó en alegres galopes de costado. Además, abrochó unas alegres piruetas antes de clavar en lo alto y asegurarse la puerta grande. Pero estuvo aún mejor en el cuarto, con el que, además de hacerlo todo bien, enloqueció al tendido con un sensacional par a dos manos sin cabezada que, unido al certero rejonazo, le valieron los máximos trofeos.

Junto a él se fue Leonardo por la puerta grande. El jinete extremeño, que tuvo que echar pie a tierra para descabellar al tercero, razón por la que perdió los trofeos, se empeñó con el sexto, un toro manso y aquerenciado en los tableros, al que lidió de forma brillante para encelarlo en sus cabalgaduras y atacarlo de frente, ofreciendo el pecho para clavar arriba. Los palos cortos terminaron de poner a todo el mundo de acuerdo en una faena magistral que, rubricada con un rejón de muerte en todo lo alto, significaron para él las dos orejas y el rabo.

Menos suerte corrió Sergio Galán, que se las vio con un segundo complicado, que se cruzaba con los caballos, pero al que terminó metiendo en el canasto a lomos de “Capricho”. Fue una faena laboriosa y precisa, digna de un premio que el mal uso del acero emborronó. Igual que le sucedió con el quinto, con el que, esta vez sí, tuvo mayor eco en el tendido, pues cada suerte tuvo la brillantez de la pureza, pero, de nuevo, el descabello le arrebató el triunfo.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Yepes (Toledo).

Toros de La Castilleja, correctos de presencia y de buen juego en términos generales. Los mejores fueron los 1º y 4º, con tranco y ritmo; mientras que el 2º fue complicado y el 6º manso.

Andy Cartagena, dos orejas / dos orejas y rabo.

Sergio Galán, silencio / ovación.

Leonardo, ovación / dos orejas y rabo

Incidencias.- Tres cuartos del aforo permitido en tarde agradable. Al concluir el paseíllo se guardó un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de la pandemia, seguido del himno de España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here