Festejos en La Merced

0
254

Desde su reinauguración, el 22 de junio de 1984, hasta el final de las pasadas Fiestas Colombinas, la Plaza de La Merced ha acogido un total de doscientos cuarenta y nueve espectáculos de carácter taurino.

De ellos ciento diecisiete han sido corridas, cifra a las que añadir tres que tuvieron el carácter de mixta. Respecto a las novilladas picadas se han celebrado treinta y ocho en total y dos más mixtas mientras que novilladas con picadores se han celebrado veinticinco y novilladas sin picadores, con la presencia en algunas ocasiones de un rejoneador, se han ofrecido un total de once mientras que las clases prácticas han sido dieciocho.

Además, se han celebrado siete festivales benéficos, veintiséis espectáculos cómico-taurinos y dos de recortadores.

La temporada de 1984, la de su reinauguración, fue la que mayor número de festejos celebró, totalizando doce. En 1999 la cifra alcanzó los diez espectáculos. La década de los noventa tuvo generalmente nueve espectáculos para descender hasta seis en la primera década del presente siglo, descendiendo durante los años 2012 y 2013 a cuatro festejos, los mismos que se ofrecieron en 2018 y 2019. La temporada en la que menos festejos se ofrecieron fue la pasada que, por las causas suficientemente conocidas, solo pudieron ser dos.

Si la primera temporada se programaron seis corridas de toros, hasta 2012 se fueron dando tres o cuatro por temporada, excepto en la campaña de 1992 que se organizaron cinco espectáculos. Desde el año 2013 a la actualidad solo se celebran dos corridas de toros, aunque la programación se completa con el festejo de rejones y con una novillada, categoría que estuvo ausente durante quince años de la Plaza de Toros de La Merced al igual que durante dieciséis temporadas no se ofrecieron novilladas sin picadores, aunque a veces se celebrasen algunas clases prácticas.

Por tanto, el próximo festejo que se celebre en la Plaza de Toros de La Merced será el número 250 en su treinta y siete años de vida.

Artículo de opinión de Vicente Parra Roldán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here