Manzanares se alza con el triunfo en el cierre de Olivenza.

Cerraba la feria de Olivenza un encierro de Cuvillo con Morante, Manzanares y Roca Rey en el cartel.

Una terna mediática que vuelve a llenar el coso de Olivenza.

El primero de la tarde para Morante de la Puebla en su segundo paseíllo en esta feria taurina, Morante hace faena de poca enjundia, muy fácil en el trasteo y bien resuelto con la espada, el Cuvillo estuvo bajo de clase y fondo, fue pitado en el arrastre.

El segundo de la tarde para el alicantino José María Manzanares fue pitado por su escasa fuerza en los primeros compases de la lidia y se comienzan a escuchar protestas del tendido. Llega a la muleta con clase pero sin emoción, Manzanares porfía y logra pases estéticos y vacíos por la bondadosa embestida. Resolutivo con la espada el alicantino, y parte del público demanda trofeo mientras se pita en el arrastre al toro.

El tercero de la tarde para el hispano-peruano Roca Rey, engancha al cónclave pues pese a su poca presencia empuja con mucho brío en el peto. Grandes pares de Chacón que tiene que es obligado a saludar, Roca Rey brinda al respetable, e inicia su faena por estatutarios en los medios con actitud y disposición de figura. Su valor acobarda al animal que empieza a defenderse y le caza con una voltereta sin consecuencias. Arrimón final en cercanías y estocada trasera que obliga el uso del descabello.

Salta al ruedo de Olivenza el cuarto de la tarde de más cuajo para Morante, que se anima con su capote color chicle y se luce con su proverbial registro capotero. Brindis y convocación de las musas que bajan al albero en un ejercicio de mágicos embroques. El toro no  le acompaña  y empaña un poco la obra. Esfuerzo de Morante que quizás se exceda en el tiempo. Pinchazo y estocada fulminante para lograr un meritorio trofeo muy celebrado en la plaza.

Le toca el turno a Manzanares ante el quinto de la tarde un burel que no dice mucho y que llega a la muleta con bondadosa búsqueda de las telas y que permiten expresión y garbo por parte del diestro alicantino. La ligazón en sus tandas levanta ovaciones del respetable. Encadena varias series muy encajado de gráciles muñecas y trazo detrás de las caderas, se perfila para a suerte suprema y falla entrado a recibir como colofón, precisa de descabella con acierto a la primera, fuerte petición y dos orejas al  esportón.

Cierre el ferial con un toro melocotón para Roca Rey, ante el cual el peruano exhibe su firmeza tanto de capa como de muleta. Brindis bajo los focos, el frio e adueñando poco a poco de las gradas, Andrés tendría que tirar del carro para sacar provecho del cierra plaza, cuando el toro saca genio se afana Roca Rey en seguir, no termina de conjugar una faena rematada lo que dificulta los afanes del espada, que no obstante saca agua del pozo a base de su poder con los trastos. La insistencia por exprimir al Cuvillo acaba con este que termina rajándose. La espada se pone bronca y se difumina el trofeo.

Crónica de José Prieto Ramblado.

Ficha del Festejo

Toros de Núñez del Cuvillo, de escaso juego, pitados al arrastre el primero, segundo.

Morante de la Puebla, ovación / oreja

José María Manzanares, ovación / dos orejas

Roca Rey, oreja / palmas

Incidencias.- Lleno de no hay billetes en los tendidos de Olivenza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí