Pepe Moral y los hermanos Miura llenan en Cajasol. Video

0
110

Sintonía entre Pepe Moral y los hermanos Miura en el Toreo Contado

El acto organizado por la Empresa Pagés volvió llenar la Sala Antonio Machado de la Fundación Cajasol

El torero Pepe Moral y los ganaderos Eduardo y Antonio Miura llenaron y convencieron en el acto programado por la Empresa Pagés en la Fundación Cajasol. La Sala Antonio Machado fue testigo de la buena sintonía que tiene el torero de los Palacios con los actuales titulares de la legendaria ganadería.

El acto consistió en la visualización de las faenas que realizó el diestro a los dos toros de Miura en la pasada Feria de Abril, por las que consiguió cortar dos orejas, además de hablar del buen momento que atraviesa el torero y hacia dónde va la ganadería. La charla fue dirigida por el periodista y director de Toromedia José Enrique Moreno.

Comenzó hablando Moral sobre los recuerdos que mantiene de aquella tarde en la que rozó la Puerta del Príncipe estoqueando toros de Miura: “Para mí fue una tarde muy importante en conjunto. El primero no fue fácil, pero tuvo fondo, y con el segundo desde el inicio vi que tenía un punto que transmitía mucho”. Del mismo modo, también recordaron aquella tarde los hermanos ganaderos. Antes de la visualización del vídeo, Eduardo comentó: “A nosotros no nos gusta volver a ver repetidos las faenas. Las sensaciones se tienen en directo porque cuantas más veces ves la faena, más defectos le sacas”.

Visualizando las faenas del año pasado Antonio Miura comentó: “Pepe Moral pegó los mejores naturales de la feria”. Añadió también las claves de una buena lidia a los toros de su casa: “Cuanto más templado y menos brusco, mejor. Ellos quieren tener su sitio, no hay que ahogarlos amontonándose con ellos, si te amontonas protestan”. De ‘Yegüero’, que es como se llamaba en realidad el que lidió en segundo lugar y no ‘Amapolo’, Pepe Moral dijo: “Sentí buenas sensaciones, le hice un galleo para llevarlo al caballo que no lo había hecho nunca y lo toreé a gusto con la izquierda”. “Sí, es cierto que lo maté bajo, pero ha habido estocadas más bajas”, comentó con simpatía el torero. “Si le hubiera cortado las dos orejas no hubiera pasado nada y a mí me habría dado mucho”, finalizó entre las risas del público.

José Enrique Moreno, conductor del acto, preguntó al torero que si se sale igual a torear a un toro de Miura que a otro tipo de toro. “Al toro hay que esperar a que salga y ver lo que va haciendo durante la lidia. Manolo Cortés me decía eso y es gran parte de lo que soy hoy. Siempre me lo decía, hay que esperar a que salga el toro a la plaza y esperar a ver qué es lo que hace”, respondió el de los Palacios.

Del maestro de Gines también quisieron hablar los ganaderos: “Manolo Cortés, aparte de matar muchas corridas nuestras, venía a tentar mucho a casa, y cuando ya no estaba en activo venía a ‘potrear’ a los toreros que empezaban y que él ayudaba”. Eduardo quiso acordarse de grandes maestros ligados a su casa: “Manili tenía mucha capacidad como torero. Me acuerdo mucho por supuesto de Pepe Luis, que entró en mi casa antes que yo, de Ruiz Miguel, de José Antonio Campuzano, de El Fundi, de Antonio José Galán o de Limeño, que toreaban muchas corridas nuestras y venían mucho a tentar a casa”.

Estando en Sevilla no se podía dejar de hablar de los dos compromisos que tiene el toreo en esta Feria de Abril, la corrida de Las Ramblas el 8 de abril y el mano a mano en la corrida de Miura. “Estoy muy contento por poder matar la que el año pasado me dio tanto. Es una feria muy importante y esperemos que salga todo bien y que la espada no caiga baja”, bromeó de nuevo Moral. “Yo creo que puede ser importante y tengo mucha ilusión puesta”, dijo en tono más serio el torero.

También habló Pepe de cómo tuvo que ganar destreza con la mano izquierda, mano que ahora le da los triunfos: “Desde muy pequeño me costaba más trabajo torear con la izquierda y le eché muchas horas. Me lleve mucho tiempo para coger el mismo tacto y ahora se me nota que tengo mayor seguridad en la mano izquierda”. De la trayectoria que está teniendo, difícil a pesar de triunfar en las ferias importantes, comentó: “No sé cómo he aguantado tanto. Una de las bases de aguantar y transmitir lo que sentía fue Manolo Cortés, que estaba a mi lado. Me dijo que había que tener paciencia que en el momento que nos pusieran lo arreglábamos, que esto se arreglaba con 20 pases”.

Como no podía ser de otra manera, los ganaderos hablaron de hacia dónde va la ganadería: “Nuestra ganadería tiene unas características y hay que mantenerlas, pero aquello que no evoluciona no perdura. El toro de hace 50 años no tiene nada que ver, hacía cosas diferentes a los toros de hoy día. Intentamos adaptarnos, pero siempre con esa personalidad y que siempre digan que es de Miura”, comentó Antonio. Aunque también dijo en broma que tienen un hándicap. “Si sale el toro bueno y noble dicen que no es de Miura y si sale malo, es que es Miura”.

Para finalizar preguntó José Enrique a los hermanos Miura sobre la corrida de este año: “Es parecida a la de todos los años, seis toros”, respondieron bromeando para concluir el acto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here