Sevilla se entrega a Emilio de Justo

Los jueves previos a farolillos casi siempre fueron de Victorino, y el que los tendidos del coso del Baratillo tuvieran un mejor aspecto frente a jornadas anteriores, respondían sin duda a la expectación del mano a mano entre extremeños que se anunciaba, con la amenaza de lluvia como inesperada invitada en este San Miguel histórico. La tarde tuvo un nombre, Emilio de Justo, con hambre insaciable para convertirse en figura del toreo y para quien conquistar la plaza de Sevilla es fundamental en este empeño, que a fuerza de verdad y toreo está consiguiendo, y más después de su triunfo del pasado julio en Las Ventas.

Que va camino de ser figura, lo demostró toreando a Portezolano, un interesante toro de Victorino, que si ya cantó su condición en el capote fue bravo en el caballo  y en la muleta siempre iba a más y al que Emilio de Justo recetó al natural uno de los pasajes más bellos de todo este ciclo de septiembre. El de la A coronada lo quería todo por abajo, y llegaba a embestir con el hocico haciendo surcos en el albero mojado. De Justo, que había brindado Emilio de Justo previamente el toro a Pablo Aguado, hizo una faena cargada de verdad y valentía, que remató con unos naturales con la mano derecha sin el estoque y a la que siguió la rubrica de un espadazo hasta las cintas -quizás algo contraria- que hizo que la plaza se llenara de pañuelos pidiendo las dos orejas que fueron paseadas entre aclamaciones. Sevilla estaba entregada al torero y estaba deseosa de darle la gloria de ver a hombros el atardecer de Triana, en el que cerraba plaza, ante un toro al que recibió con verónicas templadas y que en la faena de muleta no llegó a las cotas del anterior, si bien el fallo a espadas tras un tropezón con una banderilla y una estocada algo trasera no fue obvice para la petición mayoritaria que no fue atendida por el palco. Emilio saludó desde el tercio y después fue alzado a hombros y sacado por la Puerta Principal… 

La Puerta del Príncipe lo espera, y sería de justicia que pudiéramos verlo de nuevo en el puesto que ha quedado libre para la corrida del 2 de octubre. 

Coda: Nuestro gozo en un pozo el 2 de octubre Emilio de Justo, torea en Madrid 

Foto: Arjona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here