Toreros de ayer: Antonio Borrero Morano, (Parte III).

Retirado de la actividad profesional, el maestro Chamaco actuó en varios festivales benéficos celebrados en la Monumental, coso del que también sería empresario junto a Pedro Balañá y Litri.

El primer paseíllo lo realizó el 8 de diciembre de 1.969 anunciado con Julio Aparicio, Litri, Juan Posada, Jaime Ostos (que sustituyó a Diego Puerta), Paco Camino y los novilleros Chamaco II y Gabriel Puerta con reses de Carlos Urquijo. Antonio sacó a relucir su estilo y emocionó a los espectadores al torear tanto con el capote como con la muleta, logrando cortar una oreja.

Volvió a actuar el 12 de octubre de 1.970, actuando junto a Antonio Bienvenida, Luis Miguel Dominguín, Litri, Diego Puerta y Curro Vázquez ( que sustituyó al anunciado Paco Camino) lidiando astados del Marqués de Albayda. La actuación de Chamaco estuvo presidida por la arrolladora personalidad del torero, siendo premiado con las dos orejas y una triunfal vuelta al ruedo.

La tercera actuación se produjo el 8 de octubre de 1.972. En esta ocasión lo hizo con el rejoneador Álvaro Conradi, Julio Aparicio, Litri, Jaime Ostos, Manolo Cortés, Antonio Barea, Julián García y los novilleros Manolo Arruza y Antonio Infantes “Alín”. Chamaco lidió un astado de Álvaro Domecq y reaoizó una faena llena de gracia que le valió cortar una oreja.

El 20 de enero de 1.975 estuvo acompañado de Julio Aparicio, Litri, Diego Puerta y los novilleros Gabriel Puerta, Alín y Miguel Conde. Con el novillos de Los Campillones, Chamaco toreó superiormente tanto con el capte como con la muleta para obtener un apéndice como galardón.

El último paseíllo en la Monumental lo efectuó el 15 de marzo de 1.977 junto a Manolo Roig, Litri, Curro Méndez y el novillero Salvador Ortega. Antonio lidió en esta ocasión un novillo de su propia ganadería y cuajó una buena faena aunque no terminó de rematar con la espada y fue muy ovacionado.

Cerrada la Monumental, Chamaco actuó en el coso portátil que se ubicó en la Barriada de La Hispanidad en la tarde del 22 de octubre de 1.983 al lado de Litri, Chamaco II, Emilio Silvera y Pedro Luis Bosch con ganado de los Hijos de Celestino Cuadri. Antonio se lució con el capote y con la muleta ante un animal que se había colado en el callejón y que había quedado con las fuerzas muy escasas por lo que el maestro tuvo que cuidarlo para evitar las caídas. Tras un pinchazo y una estocada fue ovacionado.

Y su última actuación en su tierra tuvo lugar el 12 de octubre de 1.984 en la recién reinaugurada Plaza de La Merced. Precisamente, se habló de la posibilidad de que estuviera en los carteles reinaugurales pero, finalmente, desechó la idea, aunque dio su conformidad para intervenir en un festival el 12 de octubre de 1.984, lidiando un novillo de Jandilla, al que le cortó las dos orejas tras brindárselo a Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura y admirador del diestro. Aquella tarde actuaron Manolo Vidrié, Litri padre, Diego Puerta, Curro Romero, Paco Camino y Litri hijo, que hizo su presentación ante el público onubense.

 En su actuación, Chamaco hizo gala de su concepción del toreo, poniendo de manifiesto su quietud y valor. Se entregó al matar, saliendo rebotado del encuentro, consiguiendo dos merecidas orejas y el reconocimiento del público.

Artículo de opinión Vicente Parra Roldán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here