TOREROS DE AYER: JUAN JESÚS SÁNCHEZ “EL ZURDO” (II)

Muy fuerte trabajó Juan Jesús Sánchez a lo largo del invierno, toreando mucho de salón y acudiendo a algunos tentaderos bien como invitado o tras haberse “orientado” de su celebración. Además, buscando innovar su toreo, al joven se le ocurrió sacar mejor provecho de su habilidad con la mano izquierda e ideó matar con dicha mano, algo inusual. Y entrenó y entrenó hasta tal punto que en una de sus primeras actuaciones de la temporada, el 13 de junio de 1.963, ya se anunció con este apodo en una novillada en la que intervino junto a Diego Ortiz “Niño del Tercio” y Jesús Abril con erales de Eloy Jiménez Vázquez. Su encuentro con el primero de su lote fue con dos largas cambiadas de rodilas, calentando los tendidos que disfrutaron durante la faena de muleta en la que pudieron comprobar cuanto había cambiado respecto a la temporada anterior, con sus conocimientos, su valor y sus ganas de triunfar. Y, para terminar de asombrar, entro a matar con la mano izquierda, no acertando hasta la cuarta entrada. Se le pidió la oreja y, al no concederse, paseó dos veces el anillo. En el otro se lució en gaoneras y en distintas fases de la faena de la muleta que, al ser coronada de una estocada, le valió una oreja y la repetición diez días después.

Y llegó el 23 de junio, fecha en la que hizo el paseíllo acompañado de Vicente Barroso y Juan Luis Llanes “El Calañés” para dar cuenta de los erales criados por Pedro Luis García de Carranza y que se anuncia como “El Juncal”. Con un impecable terno negro y oro, Juan Jesús recibió de rodillas a si oponente, luciéndose con el capote y ganándose los primeros aplausos, La faena de muleta la inició junto a las tablas, toreando por ayudados para seguir con tres derechazos citando de lejos para seguir con ambas manos antes de entrar a matar que, con la sorpresa de todos, lo hizo con la mano izquierda, dejando media estocada. El delirio en los tendidos y una oreja al esportón que paseó por el ruedo entre las ovaciones del público. Con el otro, que no fue bueno, superó esas condiciones a base de valor y, pese a ser cogido, enganchado y volteado por la res, demostró su valor y sus ganas en unos derechazos y, especialmente, en las manoletinas finales. En una de las volteretas pareció estar herido pero solo estuvo conmocionado, por lo que pudo volver a poner en práctica el matar con la izquierda y, en esta ocasión, no estuvo tan certero. Pese a ello y en recuerdo de lo realizado, el público le premió con otra oreja. En esta oportunidad, Juan Jesús dejó patente que, además de clase toreando, tenía valor para para parar un tren.

Este triunfo le valió para actuar en las Fiestas Colombinas el 2 de agosto junto a Florencio Pérez “El Onubense” y Miguel de los Reyes con erales de Rodrigo Montero de Espinosa que dejaron bastante que desear. En esta ocasión, El Zurdo muleteó a su primero con serenidad y tranquilidad, matando al segundo intento, por lo que paseó el albero. En el otro superó con valor las dificultades de su oponente al que mató pronto, siendo ovacionado.

Después, durante el verano, volvió a recorrer muchas plazas de la provincia donde fue cosechando éxitos por lo que el nombre de Juan Jesús Sánchez “El Zurdo” sonaba en los ambientes taurinos.

Artículo de opinión de Vicente Parra Roldán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here