Valdemorillo sale a concurso para 2022

El Ayuntamiento de Valdemorillo pone ya en marcha el proceso para la licitación de la Feria Taurina de San Blas mediante el que se hace una fuerte apuesta por la tauromaquia.

Importante el paso dado este miércoles por la Junta de Gobierno Local, que en pleno verano enfila así el inicio del proceso que habrá de culminar con la formalización del contrato con la empresa que finalmente resulte adjudicataria para correr con la organización, los próximos cuatro años, de la que tradicionalmente es considerada la primera gran cita de importancia de la temporada en los ruedos españoles, la Feria Taurina de San Blas. Y es que, por unanimidad de sus miembros, este 4 de agosto ha aprobado los pliegos de cláusulas administrativas particulares y prescripciones técnicas que regirán la correspondiente licitación, y cuyo contenido ya puede consultarse en la Plataforma de Contratación del Estado.

Una novillada picada y dos corridas de toros es la configuración elegida por el ejecutivo municipal, de modo que este es el formato al que deberán ceñirse las empresas que decidan concurrir presentando sus respectivas ofertas, que en todos los casos serán valoradas por el Ayuntamiento en función de lo especificado en los citados pliegos, en cuya redacción ha trabajado directamente el concejal Miguel Partida, teniendo siempre muy presente “el indudable vínculo de nuestro pueblo con la tauromaquia, como lo prueba el papel desempeñado históricamente por la feria de Valdemorillo y el impulso que se le pretende dar mediante los diferentes criterios de adjudicación incluidos en los pliegos”.

Precisamente en reconocimiento al nombre que cada año cobra internacionalmente esta villa gracias a su Feria, y respondiendo también al deseo de ver superado el grave parón al que forzó la pandemia, el alcalde, Santiago Villena, insiste en destacar que “estamos ante un punto de inflexión especialmente importante para todos los buenos aficionados al mundo del toro, porque Valdemorillo y su tradición taurina se pondrán en valor con esta contratación, de forma que los carteles de San Blas respondan a la entidad que realmente les corresponde, dando así el salto de calidad que pretendemos”. En este sentido, se destacan los parámetros de transparencia y máximo rigor conforme a los que se desarrollará todo el proceso hasta la firma del contrato con la empresa que resulte mejor puntuada.

Así, y a la espera del resultado de esta licitación, queda ya confirmado que el próximo febrero la Plaza Cubierta de La Candelaria volverá a ver romper paseíllos, brindando al público la oportunidad de reencontrarse “con una Feria tan esperada y que tan decisiva resulta a las puertas de Madrid”, como apostilla el regidor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here