GRAN FERIA EN CORTEGANA EN EL AÑO 1.967

0
66

Vicente Parra Roldán

La localidad serrana de Cortegana contó con una excelente feria taurina en el año 1.967 y que estuvo integrada por una corrida de toros y una novillada picada, espectáculos que dejaron satisfechos a los numerosos aficionados de la industriosa localidad y de su Comarca.

El domingo 10 de septiembre se abrió el ciclo con una corrida en la que se lidiaron astados de Clemente Tassara que fueron grandes, gordos, hermosos, poderosos y, sobre todo, bravos, por lo que fueron aplaudidos en el arrastre.

La terna, compuesta por Emilio Oliva, José González “Copano” y el portugués Fernando dos Santos, triunfó ruidosamente al aprovechar las excelentes condiciones de los astados que permitieron un hermoso espectáculo entre la satisfacción de todos los espectadores.

Abrió plaza el chiclanero Emilio Oliva que toreó con acierto con el capote y estuvo oportuno en los quites. Realizó dos excelentes faenas de muleta con ambas manos, matando con eficacia para totalizar cuatro orejas y dos rabos.

El jerezano Copano toreaba su primer festejo en dos temporadas y, aunque estuvo muy bien tanto con el capote como con la muleta, no estuvo acertado a la hora de matar por lo que todo se quedó en fuertes ovaciones.

Fernando dos Santos también logró triunfar y cortar cuatro orejas y dos rabos después de dos brillantes faenas muleteriles en las que logró pases de todas las marcas y estar atinado en el uso de los aceros.

El público salió muy contento de la plaza mientras que Emilio Oliva y Fernando dos Santos lo hicieron a hombros de los espectadores.

El martes 12 se celebró una novillada picada con la intervención de Antonio Montes y Miguel Márquez en un mano a mano con reses de Joaquín García Valdecasas, que resultaron mansas y difíciles.

El triunfador del festejo fue Miguel Márquez, quien totalizó seis orejas y tres rabos después de tras grandiosas faenas que gustaron al numeroso público que se había dado cita en los tendidos. El malagueño dejó constancia de su calidad y de su buen momento, por lo que su paso por Cortegana dejó estela entre los aficionados serranos.

Por su parte, Antonio Montes solo pudo lidiar al primero de la tarde al resentirse de una cogida sufrida en El Puerto de Santa María y pasar a la enfermería tras una valiente actuación que no culminó con la espada por lo que su actuación fue premiada con una fuerte ovación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here