TRIUNFOS DE PACO TORRES Y SANTI ORTIZ EN LA REPETICIÓN

0
381

Por Vicente Parra Roldán

Tras el éxito de la novillada anterior, el público volvió a responder al anuncio del festejo en el que se lidiaron reses de Guardiola por parte de los onubenses Paco Torres y Santi Ortiz así como el linarense Manolo Vázquez. El Pipo seguía acertando en Huelva y ofreciendo buenos espectáculos.

Paco Torres volvió a triunfar demostrando su línea valerosa y toreando muy cerca. Aguantó valerosamente a su primer avisado enemigo y estuvo siempre heroico jugándose la vida y superando una dura prueba por lo que cortó una oreja mientras que en el otro repitió su actuación exponiendo y aguantando mucho por lo que obtuvo dos apéndices con los que paseó el anillo. En esta ocasión, Paco Torres dejó muestras no solo de su valentía sino también de sus conocimientos, superando las dificultades que ofrecieron sus novillos.

No fue tarde de triunfo para Manolo Vázquez, aunque volvió a demostrar sus buenas maneras. Sabe manejar la muleta, logrando series bellas pero no las espadas por lo que, en su primero, fue avisado. Espoleado por el triunfo de sus compañeros, buscó el éxito en el quinto, mostrándose además muy valiente pero volvió a fallar a espadas, desatándose los nervios y, entre lágrimas pudo terminar con el animal y el público le ovacionó con tanta fuerza que le obligó a dar la vuelta al ruedo para compensar la falta de trofeos.

Garbo, hechuras y un buen saber andar ante el toro fueron las notas de la grata sorpresa que supuso Santi Ortiz. Toreó primorosamente a la verónica y con la muleta, poniendo la plaza al rojo vivo que veía cómo un joven con disposición y con dominio corría la mano, cargaba la suerte y lograba entusiasmar, especialmente cuando se echó la muleta a la zurda en dos series de seis naturales y en otra de cuatro redondos templadísimos. El público estaba entregado y, pese a necesitar de tres entradas, le fueron concedidas las dos orejas que paseó en triunfo. En el otro volvió a mostrar sus buenas maneras con el capote y con la muleta, cuya faena inició con cinco ayudados por alto, seguidos de redondos y naturales. Volvió a fallar con los aceros y todo terminó en una gran ovación antes de salir a hombros por la puerta grande junto a su paisano y compañero Paco Torres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here