Angelino por la Puerta Grande de la México.

0
152

José Luis Angelino mantuvo su palabra y refrendó el triunfo que obtuvo en la plaza México saliendo a hombros a principios de año y en la misma posición por la Puerta del Encierro al concluir este año en la Plaza México, undécima corrida de la temporada.

jose luis agelino puerta grande en La México 27D
Son dos triunfos en el coso capitalino en el mismo año, pero en distintas temporadas, uno abriendo y el otro cerrando el año 2015, que lo colocará en un sitio privilegiado y sobre todo que ingresó al cuadro de honor de esta campaña.
Angelino estuvo desde el sorteo en la plaza y desde ahí se le vio confiado, seguro y con mucha determinación, estado que transportó por la tarde al lidiar sus dos toros: uno de San Marcos y el otro de De Haro.
Y una situación especial es que el público estuvo con él desde el inicio del festejo, ya que al terminar el paseíllo lo sacó al tercio para recibirlo con una salva de aplausos. Mientras el tlaxcalteca salía en volandas, el español Víctor Puerto salió en medio de feo abucheo por su actuación frente a los sanmarqueños, pues no les encontró el punto del triunfo.
Y el michoacano Pepe López dio una agradable sorpresa con su desempeño, que a pesar de que sus toros no colaboraron, el no descompuso la figura, siempre estuvo en la cara y sobre todo que se le vio un avance marcado y una afinación en su toreo.

EL ENCIERRO
La divisa tabaco y oro no ondeó como era de esperarse de la ganadería de De Haro, pero sí le hizo los honores al toro corrido en quinto lugar de nombre Tabaco y Oro, que fue el que caminó más de los cinco que lidió, pues uno se lesionó y entró uno de San Marcos.
Los que lidió, cuatro, fueron de distintas capas, pero predominando lo cárdeno y uno negro bragado. Los primeros cuatro acudieron a los caballos y recibieron castigo sin exceso y el negro se dolió al ser castigado en la contra querencia y finalmente lo picaron en la querencia, pero a pesar de eso manseó y hubo necesidad de que le clavaran banderillas negras, acción que hace tiempo no se registraba.
Ese toro de nombre Aquí y Ahora empitonó feamente al subalterno Diego Martínez, quien afortunadamente sólo sufrió un rayón y un pisotón.
Tarde con sol brillante pero picoso de invierno y al caer la noche se enfrió el clima. Y la plaza registró una magnífica entrada en comparación con la de hace ocho días, con una considerable cantidad de público tlaxcalteca para ver a los paisanos Angelino, a los subalternos y los toros de la ganadería.

José Luis Angelino con el de San Marcos estuvo valiente y le ejecutó hasta cuatro largas cambiadas de rodillas a portagayola y en las tablas y de pie se hizo aplaudir en verónicas y revolera y desde ahí calentó el ambiente y entusiasmo a la clientela. Cubrió el tercio de banderillas de magnífica ejecución y fue ovacionado. Con la franela estuvo en torero haciendo gala de su experiencia e hizo una faena breve, pues el toro perdía las manitas de constante y con la cara arriba y gazapón, pero lo que hizo se lo tomaron en cuenta por lo bien que las hizo. Dejó una estocada en todo lo alto. Hubo petición y le otorgaron una oreja y dar vuelta con fuerza.
En su segundo en principio se pensó en algo sobresaliente porque el toro caminó más que sus hermanos, pero se vino a menos. Inició su faena con el péndulo y se dio a torear por la derecha con largueza y temple y después mostró su condición de manso al buscar las tablas. Fue una faena derechista que también gusto al público. Petición que se concede y sumar dos.

El matador michoacano, Pepe López, tampoco tuvo toros a modo para desplegar su toreo fino y de arte. Poco hizo con el capote y de pie se dobló adecuadamente con la muleta, pero también perdía las manitas, abrevió toreando por la cara. No estuvo certero con el descabello y se retiró en silencio. Con el que cerró plaza, que fue manso, perdido. Pepe estuvo tesonero, voluntarioso y tuvo un final feliz sacando pases de calidad, logrando faena derechista. Se tiró a matar y cobrar una estocada algo tendida, tardó en doblar el astado y le tocaron un aviso y se retiró en silencio.

Los toros que le corresponden al madrileño Víctor Puerto colaboraron para el triunfo y Víctor estuvo tesonero y voluntarioso buscando el triunfo. No se acomodó y en su trasteo no hubo mando ni temple al torear por ambos lados. Tuvo muchas complicaciones y no pudo meterlo en el engaño. Mal con la espada y dejó un feo bajonazo y escuchó un aviso y se retiró entre protestas. Y su segundo fue gazapón y no humillaba y poco pudo hacer. Pinchazo y estocada caída para retirarse entre sonora rechifla.
Fuente.- estoenlinea.oem.com por Horacio Soto Castro.

Ficha del Festejo
Toros de De Haro y uno (2º) de San Marcos. Desiguales de presentación y deslucidos, faltos de raza y de casta en líneas generales.

Víctor Puerto, pitos tras aviso / pitos
José Luis Angelino, oreja / oreja
Pepe López, silencio / silencio tras aviso

Incidencias.- Menos de un quinto. La terna fue obligada a saludar al término del paseíllo. Diego Martínez fue atendido por el equipo del doctor Vázquez Bayod de una herida por asta de toro en el muslo derecho y de un fuerte golpe en el tobillo, pendiente de estudio radiológico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here