El triunfo de Andy Younes y la torería de Pablo Aguado. 1ª Nimes.

0
260

Plaza de Toros de Nimes (Francia)

ANDY YOUNES NOVILLADA PG

El joven novillero francés Andy Younes cortó hoy las dos orejas del sexto novillo del festejo inaugural de la feria de Pentecostés de la ciudad francesa de Nimes, en el que también dejó impronta la torería del sevillano Pablo Aguado.

FRESCURA, VALOR Y TORERÍA

Una terna internacional, con novilleros de España, México y Francia, ha inaugurado la Feria de Pentecostés de Nimes. Andy Younes cortó las dos orejas de un encastado novillo de Parladé, Pablo Aguado hizo un alarde de toreo caro y Leo Valadez dio un recital de voluntad. El premio Capote de Oro quedó desierto.

Pablo Aguado descorchó la tarde recibiendo a su primer novillo de rodillas, en el mismo centro del Coliseo, con un emocionante saludo de capote en el que los pitones le rozaron varias veces la hombrera.

La poca fuerza del de Parladé hizo que la faena perdiera vibración en la muleta, donde el sevillano volvió a demostrar su innata capacidad para templar los toros. Trasteo sin un enganchón, de buen gusto y corte premiado con una ovación.

Si existen toreros de arte y valor, Aguado se encuentra justo en el medio, en una perfecta combinación. Este equilibrio volvió a demostrarlo ante el cuarto, un utrero que iba muy suelto y al que el de Sevilla fijó en la muleta con una mezcla de firmeza y naturalidad fuertemente ovacionada desde los tendidos. Si la espada hubiera entrado menos tendida, habría cortado una oreja de ley.

El mexicano Leo Valadez tiene la virtud de atrapar rápidamente la atención del público gracias a sus buenas maneras poniendo banderillas y a su pundonor respondiendo a los quites.

Empezó la faena del segundo novillo con un pase cambiado por la espalda en los medios y finalizó con manoletinas de rodillas. Entre medias, al trasteo le faltó, quizá, algo de acople.

La faena del quinto fue de más a menos a medida que el de Parladé se fue apagando. Muy valiente Valadez, que fue volteado dos veces en el epílogo del último tercio a causa de su empecinamiento por triunfar. Enorme la voluntad del mexicano durante toda la tarde.

El primero de Andy Younes fue un novillo sin fuerza, agarrado al piso y muy molesto por pegar tarascadas. El francés anduvo tremendamente firme, toreando entre los pitones, intentando sacar pases donde no los había.

Cerró la novillada Younes con un saludo capotero de alto voltaje, de espaldas y de frente, de pie y de rodillas. En la muleta, derrochó valor ante un utrero encastado y de mucha transmisión donde destacó el toreo a pies juntos. También fue volteado sin consecuencias antes de matar de una magnífica estocada que le valió para cortar dos orejas.

Ficha del Festejo

Novillos de Parladé, de hechuras variadas y juego dispar. El primero, noble pero justo de fuerzas; el segundo, noble y con calidad; el tercero, sin fuerzas, protestón y agarrado al piso, pitos en el arrastre; el cuarto, sin fijeza; el quinto fue de más a menos y terminó parándose. El sexto, encastado y con movilidad, el mejor del conjunto.  La plaza registró alrededor de un cuarto de entrada

Pablo Aguado, ovación y ovación tras aviso.

El mexicano Leo Valadez, ovación y ovación tras aviso.

El francés Andy Younes, silencio y dos orejas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here