Da comienzo el III Curso del Aula Joven La Merced.

0
108

La juventud taurina de Huelva tiene ganas de toros. De acercarse a él, de hacerlo suyo, de disfrutarlo en la dimensión que merece lo que es extraordinario. Ha quedado claro en la primera actividad del tercer curso de existencia del Aula Joven de la Merced. Cumpliendo con su tradición, el grupo ha arrancado en diciembre –el mes en que nació- su nuevo programa de actividades, una serie de iniciativas que tienden a la promoción de la Tauromaquia entre el sector más joven de la población y que, en su primera fase, tiene contenido para los próximos tres meses.

INICIO CURSO AULA JOVEN
Así se presentó en este primer encuentro del invierno celebrado en la Dehesa Pelegrín, en Trigueros, en las tierras donde se extiende la generosidad probada y la hospitalidad sincera de la familia Millares. En su casa tuvo lugar el arranque del nuevo curso del Aula Joven, primero, con un desayuno que sirvió para presentar el conjunto de actividades ya diseñadas hasta marzo. Y segundo, para que sus componentes –donde, aunque joven en esencia, no caben los límites de edad ni por abajo ni por arriba- contemplaran un tentadero de hembras y aprendieran su liturgia, su sentido, su desarrollo y su valor. Lo torearon, como no podía ser de otra forma, dos jóvenes toreros onubenses: Alejandro Conquero y Emilio Silvera.

Antes de lo práctico, tuvo lugar, en medio del desayuno brindado por la familia Millares en sus espléndidas instalaciones, la exposición del programa de actividades preparado para los primeros meses del año. En concreto, entre enero y marzo. Actividades que giran en torno al eje del III Curso de Toreo de Salón para Aficionados Prácticos que tan buena acogida tiene. Un curso donde, de manera gratuita, todas las personas que lo desean tienen la oportunidad de aprender la nociones básicas del arte de torear bajo la dirección como profesores de los profesionales taurinos de Huelva Manolo Contreras, Raúl Corralejo y Pedro Muriel. El curso se celebrará en las mañanas de cinco sábados consecutivos entre el 16 de enero y el 13 de febrero y tendrá el broche de dos tentaderos a celebrar el 20 de febrero y el 4 de marzo en dos ganaderías por determinar y que servirán para que los alumnos del curso pongan a prueba y en práctica aquello que hayan aprendido.
Durante los cinco primeros sábados del Curso de Toreo de Salón y en los prolegómenos de sus clases teóricas, se insertarán dos nuevas iniciativas: son el llamado Aula Manolín Prieto y los Talleres Formativos sobre Oficios del Toreo. Ambas se desarrollarán de forma alterna, es decir, el Aula Manolín Prieto tendrá lugar los sábados 16 y 30 de enero y 13 de febrero, en tanto que los Talleres se llevarán a cabo los días 23 de enero y 6 de febrero. El Aula Manolín Prieto, que es un homenaje al inolvidable mozo de espadas onubense fallecido hace unos meses, pretende que en cada una de sus sesiones visite a los alumnos del Curso de Toreo de Salón un profesional taurino de distintos ámbitos que, por espacio de 30-45 minutos, converse con los jóvenes de manera cercana y aportando sus experiencias personales más interesantes y atractivas. Los Talleres de Formación sobre Oficios del Toreo van a acercar a los componentes del Aula Joven de la Merced al conocimiento de cuestiones tan reservadas sólo a quienes las realizan como la preparación de un caballo de picar, cómo se desarrolla el tercio de varas o cómo se viste a un torero, entre otras cuestiones. Todo ello, en conjunto, pondrá al alcance de los jóvenes una visión cada vez más amplia sobre lo que de verdad es la Tauromaquia en todos sus perfiles.
Tras conocer qué les aguarda en los próximos meses, los jóvenes aficionados onubenses cambiaron el cortijo por la plaza de tientas para disfrutar de una de las tareas fundamentales en la vida de una ganadería. Alejandro Conquero y Emilio Silvera se midieron a dos vacas exigentes que les pusieron a prueba y que dejaron ver cuánto están creciendo como toreros. Un tentadero seguido en medio de un respetuoso silencio porque se trataba de ver, de saber qué se ve y de aprender para ser cada día mejores aficionados. Justo la esencia del Aula Joven de la Merced, donde cabe desde César, con seis años, a Manuel, con más de setenta y que se vino a Trigueros de la mano de su nieto. Aquí cabe todo el mundo, basta con querer al toreo y querer quererlo cada vez más…
Como gratitud, Rafa, Luis y César, los representantes más jóvenes del Aula de la Merced en este encuentro en Dehesa Pelegrín hicieron entrega de un obsequio de recuerdo a Ignacio Guerrero por la hospitalidad y generosidad de la familia Millares, anfitriones en la apertura de un nuevo año que nace cargado de expectación e ilusión.

Dejar respuesta