MEDIO SIGLO DEL DEBUT DE SANTI ORTIZ.

0
269

50 AÑOS SANTI ORTIZ FOTO PEPE PLAZASe cumplen hoy cincuenta años  de la tarde en la que el matador de toros onubense Santi Ortiz vistiera su primer traje de luces, hecho acontecido en la novillada de promoción que tuvo lugar en la antigua plaza de toros de Huelva el 1 de mayo de 1.966.

Aquella tarde compusieron el cartel los toreros de la tierra Florencio Pérez “El Onubense”, Manuel Rodríguez “El Palermo”, Francisco Sampedro “Paquili”, Enrique López “Jarita” y el mencionado Santi Ortíz quienes lidiaron astados de Juan Tassara Buiza. 

En aquella ocasión debutaron los tres últimos.

Las reses sevillanas dieron bastante juego excepto el tercero, un cárdeno, que fue manso de solemnidad. Con los restantes, sus matadores tuvieron opciones para el triunfo.

El Onubense se mostró muy quieto a la hora de torear por verónicas y también logró lucimiento con la muleta en algunos momentos pero demostró su escasa preparación con la espada por lo que fue avisado.

El primer trofeo de la tarde llegó para El Palermo que mostró sus conocimientos y soltura tanto con el capote como con la muleta aunque también sufrió algún que otro susto. Con la tizona estuvo afortunado y, de ahí, el premio a su actuación.

El manso de la tarde le tocó a Paquili que lo recibió de rodillas y de espaldas a los toriles. Abusó de los rodillazos en el trasteo con la muleta y necesitó de varios intentos para acabar con su oponente al que le cortó una oreja que paseó con gran satisfacción de los tendidos.

Mucha voluntad y valentía puso Enrique Jarita en su actuación en la que fue revolcado en varias ocasiones, pasándose de tiempo en el intento de construir faena con la muleta, por lo que fue avisado.

El triunfador de la tarde fue Santi Ortiz que se mostró como el más artista y el de mejores hechuras de todos cuantos actuaron. Se lució al veroniquear a su oponente y, de manera especial, al torear al natural, cuajando varias series entre los aplausos del respetable. Sin embargo, no atinó con la espada pero la petición fue muy importante al igual que los comentarios de los espectadores.

Los cinco actuantes siguieron vinculados al planeta taurino aunque tan solo Santi Ortiz llegase a tomar la alternativa, hecho que sucedió en el año 1.982. Paquili, por su parte, buscó una nueva oportunidad y el 2 de septiembre de 1.989, es decir 23 años más tarde, volvió a actuar en la plaza de La Merced.

 POR VICENTE PARRA ROLDÁN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here