TENEMOS QUE HOMENAJEAR A ESPARTACO (padre).

0
185

Se acerca la fecha del 19 de marzo en la que se conmemora el cincuenta aniversario – 1966 (medio siglo ya)– de la alternativa de Antonio Ruíz “Espartaco”, hecho que tuvo lugar en la plaza de toros de Huelva, tierra que, a la postre, se convertiría en un auténtico talismán para esta dinastía pues, no hay que olvidarlo, en 1.979 fue escenario de la alternativa del segundo Espartaco de la familia, de Juan Antonio, y, en 1.989, del tercer eslabón de la cadena, Francisco José, quien, curiosamente, había debutado con caballos en Huelva.

Espartaco padre
Por tanto, la dinastía Espartaco está fuertemente ligada a Huelva, donde, además, sus integrantes han conseguido importantes triunfos y han sabido ganarse el aprecio de los aficionados choqueros que tiene como suyos a estos toreros a los que siempre les ha prestado su apoyo.

Antonio Ruíz “Espartaco” se hizo matador de toros de manos de Emilio Oliva, quien le cedió la muerte de “Labrador”, toro de 470 kilos de la ganadería de Jiménez Prieto.
Testigo de la ceremonia fue Efraín Girón, actuando también el rejoneador Álvaro Domecq que lidió una res de Tomás Prieto de la Cal.
Esta fue la segunda alternativa que se concedió en la plaza onubense, pues la primera la recibió Ángel Carmona “El Camisero” el 6 de septiembre de 1.904.

El toricantano se lució en tres buenos lances al recibir al de la ceremonia al que, con la muleta, le realizó una faena breve, con pases por bajo, en redondos y por alto, sonando la música en su honor para terminar de pinchazo y media, recibiendo muchas palmas.
En el otro, “Espartero”, de 452 kilos, Espartaco realizó una labor incolora, siendo volteado cuando manejaba la muleta, para necesitar de varios pinchazos para acabar con su enemigo, y fue avisado.
Ya se ha comentado la enorme relación de la dinastía Espartaco con Huelva, por lo que, al conmemorarse esta bonita efeméride, la afición taurina de nuestra tierra podría homenajear al torero de Espartinas.

Y la mejor manera de hacerlo puede ser con la celebración de un festival en el que intervengan los tres matadores de la dinastía – el padre y los dos hijos – junto a otros amigos (y serán muchos los que quieran adherirse a este homenaje) y, lógicamente, teniendo como escenario la plaza de toros de Huelva.
Si sus hijos, y de manera especial Juan Antonio, se echan para adelante, podrían darle el mejor regalo para el veterano Antonio Espartaco quien, sin duda alguna, disfrutaría con su presencia en el espectáculo. Juan Antonio y Francisco José tienen en sus manos la posibilidad de organizar este festejo en una fecha cercana a la conmemoración y, al mismo tiempo, realizar una obra social al destinar la recaudación a una obra social onubense.

La idea está ahí y, cuando Antonio Ruíz “Espartaco” la conoció, se emocionó y se ilusionó, de tal manera que él ya se veía, como hace cincuenta años, haciendo el paseíllo en la plaza de toros de Huelva.
Hacer feliz a este hombre es muy fácil y, si los hijos quieren echarse para adelante, el homenaje puede ser un éxito total.

Por VICENTE PARRA ROLDÁN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here