Andrés Romero, en la senda del triunfo

0
290

Una tarde más el rejoneador de Escacena del Campo, Andrés Romero ha vuelto a sumar otra puerta grande en esta temporada.

En la localidad gaditana de Ubrique, se celebraba el festejo de rejones aplazado por las inclemencias meteorológicas que obligaron a suspender hace 1 mes.

Tarde de toreo caro a caballo y los tres jinetes salían a hombros de los capitalistas.

Impecable e indiscutible. Así está siendo el arranque de temporada de Andrés Romero, que cuenta por triunfos cada uno de sus paseíllos, pero también que cuenta por demostraciones de capacidad y oficio cada una de las tardes. Pasó de nuevo hoy en Ubrique, en la aplazada Corrida de la Piel que la lluvia frustró el pasado 31 de marzo, en la que se ha impuesto a un lote variado de toros de la ganadería Virgen María. Porque anduvo muy certero con el rejón de muerte, le cortó las dos orejas al segundo de su par, el de menos prestaciones por lo distraído que se mostró y al que fue ahormando en un proverbial tercio de banderillas con el trío de ases de su cuadra que forman Fuente Rey, Kabul y Jerjes. Lo paró con Hidalgo, con el que el onubense le imprimió ritmo a la fría acometida hasta entonces de su oponente y se la jugó en cada embroque con Fuente Rey, clavando al quiebro muy en la cara y conduciendo luego de costado todo lo que lo justo de raza del burel le permitió. Luego Kabul le puso temple a la lidia, tacto para medir y exprimir las opciones del ejemplar de Virgen María, en lo que con Jerjes puso en pie los tendidos de la plaza por las espectaculares levadas con que encara cada suerte. Templadísimo también anduvo Andrés con Chamán en el carrusel de cortas, preámbulo de un rotundo rejón para cerrar la redondez de su obra.

Quizá de haber matado con la misma eficacia al primer intento, habría desorejado igualmente a su primer toro, que se movió con celo y emoción y al que Romero le planteó un bonito pulso de poder a poder. Toreó a su favor desde el mismo momento en que cerró el primer tercio con un solo rejón de castigo montando a Beirao, lo que concedió más emotividad al tercio de banderillas. Lo disfrutó el jinete de Escacena del Campo toreando por dentro con Caimán, muy cosido al estribo y cambiándole el viaje en la cercanía de tablas. Se empezó a apagar entonces el toro y arriesgó el torero con Guajiro en quiebros muy ajustados, tanto como cuanto tuvo que llegar a la cara de su oponente para provocar su embestida. Igual de justas en su ejecución fueron las piruetas con que remató cada encuentro. Tras las cortas con Chamán, jugó en contra de Andrés Romero que no se partiera el palo del rejón de muerte y hubiera de entrar en segunda instancia. Fue la medida a la que se agarró la presidencia para no conceder el segundo trofeo que sí pidió el público.

Ficha del Festejo

Toros de Virgen María de buen juego.

Francisco Palha, oreja / dos orejas y rabo

Andrés Romero, oreja / dos orejas

Lea Vicens, oreja / dos orejas

Incidencias.- Dos tercios del aforo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here