Fallece Borja Domecq Solis por coronavirus

0
581

Una nueva víctima más de esta pandemia. El ganadero gaditano Borja Domecq Solís, no ha podido superar la enfermedad tras contagiarse por Coronavirus y nos dejaba en el día de hoy a los 74 años.

Una delicada salud en los últimos años, han podido ser el detonante de este desenlace.

De familia ganadera hace unos años que dejaba la ganadería en manos de su hijo, aunque siempre ha estado ahí al pie del cañon de esta ganadería señera.

La ganadería de Jandilla está entrocada en su origen con los toros de encaste Vistahermosa, vía Ibarra-Parladé por la compra que hizo de una punta de ganado del Conde de la Corte.

En 1930, el empresario y bodeguero Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio compró para sus hijos una ganadería de bravo, haciéndolo con reses procedentes de la antigua vacada del duque de Veragua y dos lotes de eralas y cuatro sementales que adquirió a don Agustín Mendoza.

El heredero del hierro, Juan Pedro Domecq y Diez, tras la muerte de su padre inició algunos cambios en el seno de la ganadería, tal y como advierte García Sánchez.​ Por recomendación de su amigo Ramón Mora-Figueroa, Domecq vendió los toros de Veragua e incorporó más reses de origen Ibarra-Parladé, procedente de la ganadería del Conde de la Corte y de Mora-Figueroa, la cual terminará comprando en parte en 1940.

Desde 1937, empieza a consolidarse la ganadería anunciada como «Hijos de Don Juan Pedro Domecq» y de la que derivarán las ganaderías actuales de este encaste, bien por la escisión de una parte del hierro matriz (Marqués de Domecq, José Luis Osborne, Salvador Domecq o Jandilla) o de las que surgirán por el cruce con otras ganaderías, que luego se llegarán a entrecruzar con las dichas escisiones.

Cuando la familia Domecq inicia su andadura como ganaderos de bravo, compaginando este negocio con el de las bodegas vitvinícolas, lo hace comprando la finca «Jandilla», en Vejer de la Frontera, donde empezarán a pastar sus primeras reses.

Este será el motivo por el que Fernando Domecq y Solís-Beuamont, al empezar a criar sus toros en 1978 tras separarse de sus hermanos y crear una ganadería nueva, decida tomar como nombre para sus toros el de la finca que había sido el origen ganadero de su familia.

Para distinguir a sus toros, el nuevo ganadero de Jandilla emplea el hierro que su familia había adquirido en 1970 a don Félix Moreno de la Cova, titular de la ganadería de Saltillo. Se trataba de un hierro histórico de la familia Moreno, fundado por sus hermanas Serafina y Enriqueta, y que dispusieron la forma de una estrella de seis puntas, como recuerdo de la graduación militar como alféreces provisionales que durante la Guerra Civil española había ostentado su padre, el patriarca familiar, don Félix Moreno Ardanuy.

En 1987 el ganadero de Jandilla deja en manos de su hermano Borja Domecq y Solís-Beuamont los designios del hierro, ya que Fernando Domecq inicia una nueva andadura junto al hierro de Zalduendo con lotes de esta ganadería.

En 2002, Borja Domecq se separará definitivamente de sus hermanos, pasando a disponer de la mayoría de las reses y creando un segundo hierro ligado al de Jandilla, el de «Vegahermosa» y que pasta en la finca de Los Quintos (Llerena). Por su parte, el 40% restante de la vacada, que quedará en manos de los restantes Domecq-Solís, configurarán la nueva ganadería de «Torrehandilla», la cual finalmente será vendida a un empresario jerezano.

Toros célebres

Triguero, número 130, negro bragado, 560 kilos, lidiado en la Plaza de toros Monumental de Pamplona el 12 de julio de 2004 y que corneó, hasta en cinco ocasiones, al corredor Julen Madina.

Capuchino, número 106, colorado, ojo de perdiz y de 515 kgs, lidiado en la Plaza de toros Monumental de Pamplona el 10 de julio de 2009 por David Fandila «El Fandi» y que hirió de muerte, durante el encierro, al joven Daniel Jimeno Romero.

Lastimoso, número 80, colorado, 550 kilos, indultado en la Plaza de toros de Arlés el 1 de abril de 2018 por Miguel Ángel Perera.​

Libélula, número 95, negro mulato, 494 kilos, indultado en la Plaza de toros de Las Palomas (Algeciras) el 29 de junio de 2018 por Miguel Ángel Perera.​

Horroroso, número 74, negro, 540 kilos, lidiado en la Plaza de toros de Valencia el 18 de marzo de 2019 por Sebastián Castella, al que se le dio la vuelta al ruedo tras la petición de indulto.

Desde lascosasdeltoro queremos trasladar nuestro más sentido pésame a familiares y amigos de D. Borja Domecq Solis. DEP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here