Guillermo Hermoso de Mendoza consigue su segunda Puerta del Príncipe

Fue el triunfador del festejo al cortar tres orejas de su lote. Un trofeo cada uno cortaron Pablo Hermoso de Mendoza y Lea Vicens

El festejo de rejones tuvo un claro triunfador en la figura del joven Guillermo Hermoso de Mendoza, que por segundo año consecutivo logró abrir la Puerta del Príncipe tras cortar tres orejas. También su padre, Pablo Hermoso de Mendoza, y la rejoneadora Lea Vicens tocaron pelo, sumando una oreja cada uno en un entretenido festejo de esta especialidad.

Pablo Hermoso de Mendoza templó bien de salida con Alquimista y clavó dos rejones de castigo. Con Berlín galopó de costado y enceló al toro haciendo zigzag con la grupa en la suerte denominada ‘hermosina’, clavando tres palos excelentes. Fue emocionante la forma de meterse hasta en tres ocasiones por los adentros pegado a tablas, casi sin espacio en una especie de recorte con la grupa. Terminó con carrusel de cortas con Justiciero y mató de rejón. Le fue concedida la primera oreja de la tarde.

Pablo volvió a templar muy bien la embestida codiciosa del cuarto montando al caballo Nescafé. Puso un solo rejón de castigo a este toro, quedando el de Capea suficientemente ahormado. Sacó a Malbec en banderillas, con el que siguió templando y puso dos palos. Con el toro más aplomado, clavó dos banderillas más con Ilusión, teniéndolo que hacer todo el rejoneador. Volvió a sacar a Justiciero para las cortas y pinchó en dos ocasiones antes de dejar un rejón y tres descabellos. Hubo algunas palmas como premio.

Lea Vicens sacó a Bach para parar al segundo de la tarde, al que solo puso un rejón de castigo. Con Diluvio clavó tres banderillas, templando bien la embestida del toro de Capea y puso una más con Aladín. Concluyó con Deseado clavando dos rosas y una banderilla corta, adornándose con levadas. Mató con Espontáneo de pinchazo hondo y dos descabellos y fue silenciada.

Lea esperó en la puerta de chiqueros al quinto toro montando a Cleopatra, clavando dos rejones de castigo. La faena la basó en Bético, con el que logró caldear el ambiente en cinco banderillas yendo de frente y clavando al estribo. Lea templó muy bien después de cada uno de los palos, arriesgando y pisando un terreno comprometido en las galopadas de costado. Fue lo mejor de su actuación, que completó en buen tono, conectando muy bien con el público por su entrega y elegancia. Mató al primer intento y le pidieron una oreja que le fue concedida.

Guillermo Hermoso de Mendoza fue el gran triunfador de la tarde gracias a una actuación muy completa. En el primero de su lote se dobló muy bien con Jíbaro de salida y clavó un rejón de castigo. En banderillas comenzó con Disparate yendo a clavar muy de frente y arriesgando al hacer la ‘hermosina’ hasta el punto de ser tropezado en alguna ocasión. Puso dos palos y cambió de caballo, sacando a Índico, ajustándose mucho en las batidas. Se adornó con rosas y un ajustado par a dos manos por dentro con Esencial que acabaron de crear ambiente de triunfo. Mató de rejón fulminante y le fueron concedidas las dos orejas.

Guillermo apostó fuerte en el sexto y de salida se dobló muy bien con Martincho, recogiendo la embestida en círculo reducido. En banderillas siguió subiendo el tono poniendo en práctica de nuevo la ‘hermosina’ y después con las ajustadas batidas con Ecuador. Cerró la faena de nuevo con Esencial con rosas y un buen par a dos manos que precedieron a un rejón de muerte trasero que no fue suficiente. Tuvo que descabellar, pero logró la oreja que necesitaba para abrir la Puerta del Príncipe.

FOTOS: ARJONA / PAGÉS

Ficha del Festejo

Toros de San Pelayo, bien presentados y de buen juego en conjunto.

Pablo Hermoso de Mendoza, oreja / palmas.

Lea Vicens, silencio / oreja.

Guillermo H. De Mendoza, dos orejas / oreja.

Incidencias.- Se guardó un minuto de silencio por el 30 aniversario de la muerte de Manolo Montoliú en esta misma plaza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here