Los toros, más cerca de volver a Olot

0
191

La Fundación del Toro de Lidia recurrirá por la vía administrativa la desestimación del Ayuntamiento de Olot a la solicitud de la plaza de toros del municipio para realizar un festejo taurino de acuerdo a la legislación vigente.

El Ayuntamiento de Olot ha desestimado la petición de organizar una corrida de toros en la plaza municipal, presentada el pasado 17 de enero de 2019 por la Fundación del Toro de Lidia (FTL), junto con la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, la Escuela Taurina de Cataluña, la Asociación de Criadores de Bravo de las Tierras del Ebro y la Peña Taurina de la Garrotxa.

La desestimación se fundamenta con tres argumentos:

–        En 2004 Olot se declaró en pleno “ciudad contraria a las corridas de toros y amiga de los animales”.

–        En 2016 el pleno municipal acordó dejar de organizar correbous de acuerdo con una consulta popular realizada en la localidad.

–        El hecho de que “la voluntad reiteradamente expresada y mayoritaria de la ciudad es que no se hagan espectáculos taurinos ni con toros”

La FTL considera que los argumentos expresados por el Ayuntamiento de Olot no tienen consistencia jurídica, teniendo en cuenta la legislación vigente y las reiteradas resoluciones de los tribunales sobre casos semejantes, por lo que anuncia la presentación del pertinente recurso administrativo.

Fernando Gomá, Vicepresidente de la FTL, argumenta que “la contestación presenta argumentos más políticos que jurídicos; y además parciales, ya que no recoge la voluntad de una parte importante de vecinos de Olot que sí quiere toros, empezando por el propio novillero Abel Robles“.

Que el Ayuntamiento de Olot desestimara la petición ha sido la opción principal con la que se ha trabajado desde un primer momento en la FTL, por lo que todos los elementos argumentales para presentar el recurso están ya preparados.

En este sentido, Fernando Gomá señala que “en todo caso, nos ha sorprendido la debilidad jurídica argumentada, ya que el tercero de los argumentos ni siquiera es jurídico, el segundo no se refiere a las corridas de toros y el primero es una declaración política sin efectos jurídicos al carecer de competencias. Creemos que los toros en Olot están hoy mucho más cerca.”

Especialmente llamativa es la argumentación de que no se pueden celebrar toros porque  en  2004 se declaró que la ciudad era amiga de los animales. Hay que recordar que Olot es un relevante centro de la industria porcina, y desde ese año se han sacrificado más de 30.000 millones de cerdos, por poner un ejemplo de la distinta vara de medir la “amistad” con los animales que tiene el Ayuntamiento.

Si se celebraran 4 millones de corridas de toros, todavía estaríamos por debajo de los parámetros de sacrificio de animales que Olot considera normales para seguir siendo “ciudad amiga de los animales”.

Chapu Apaolaza, portavoz de la FTL, incide en que “la propia respuesta del Ayuntamiento de Olot demuestra hasta dónde llega el problema de censura del que da medida este asunto. Sobrepone el gusto suyo y de una parte de la población a la libertad cultural recogida y protegida por el Estado de Derecho”.

Por su parte, Francisco March, presidente de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña declaraba que “si bien me entristece como catalán y taurino una respuesta tan política, populista y previsible por parte del consistorio de Olot a una legítima pretensión, como es la de organizar una corrida de toros, estamos ilusionados por el hecho de que hoy los toros están más cerca de volver a Cataluña”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here