Miguel Maestro a pleno rendimiento

El buen tiempo nos ha permitido pasar una bonina tarde, en mi “ganadería de cabecera” la de la familia Quintas; donde hemos compartido una tarde de tentadero  con el Matador de Toros Miguel Maestro, vestido como debe ser con su traje corto, donde nos hizo disfrutar de su concepto del toreo, un toreo clásico, con aroma añejo, con dos vacas encastadas de los Quintas.

Maestro cumplió el sueño de doctorarse en 2019, en San Martin de Valdeiglesias con un pedazo de corrida de toros de Baltasar Iban, de manos de Gómez del Pilar y como testigo «El Adoureño», meses antes del comienzo de la pandemia, cortando en seco como a otros muchos su trayectoria profesional.

Nos comenta el diestro madrileño, su sueño de confirmar en Madrid; y cuando uno torea poco o nada lo más fácil es soñar y prepararse; esos sueños que son el alimento del alma, mientras espera una oportunidad.

En esta tarde de primavera en pleno febrero también pudimos ver al novillero sin caballos Javier Adán, alumno de la escuela taurina de Valdemorillo, dejándonos una buena sensación en lo allí presentes.

Artículo y galería por Sveyk.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here