Otra feria Colombina más.

Otra que se fue, con más gloria que pena, por ver a Morante interpretar la verónica de cadencias indisolubles, a Luque, ocupar el sitio por perseverancia ganada a pulso, a Ortega nos quedamos con las ganas de verlo con su torería extraordinaria, a Perera por mantenerse en la cúspide de las exigencias, valiente y con la prestancia de siempre, Roca Rey, con la vitola de líder incuestionable, lo mejor de la feria de Huelva tiene sabor limeño, Andrés Roca un año más vence y convence, De Miranda con la mala pasada en los lotes, suplió con la gallardía y el sitio que lo mantiene con expectativas de subir los escalones de tres en tres.

La pena, el desconocimiento de algunos de visitarnos gente del toro de cierta categoría y no saber quiénes son, triste, tuve la ocasión de saludar a Carlos Zuñiga, unos de los empresarios que ocupa sitio de trascendencia al igual que Vicente Zabala, una de las plumas de irrefutable categoría, Simón Casas y algunos más, en fin la ignorancia no tiene límites, menciono el indulto absurdo, con medio picotazo a un Parladé noblete y obediente, ahora Juan Pedro dictará su futuro como padre de la ganadería y Torrestrella, experimentar con riesgo de una corrida con ciertas formas y nulos fondos, no olvido los rejones con sesión de seis caballeros, invento consecuente de la empresa Pereda donde Palha, triunfa ante una buena corrida de Fermín Bohórquez.

Esto fue una feria Colombina más y que sean muchas más.

Artículo de Alfonso Leandro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here