Padilla profeta en su tierra, puerta grande en su despedida de Jerez

0
697

Se despedía de sus paisanos Juan José Padilla y no defraudó, volvía Morante a los ruedos y dejó destellos de su toreo, completaba la terna Manzanares y paseo trofeo.

El jerezano Juan José Padilla llegaba a la feria de Jerez para despedirse en su plaza de la afición que lo vio crecer como torero, una tarde entrañable con la familia en los tendidos, lleno de emociones y sentimientos. Su padre fue objeto de brindis con lágrimas en los ojos en este su año de despedida de los ruedos. Una tarde que guardará ya en su memoria el Pirata, donde paseo tres trofeos.

El de la Puebla volvía a los ruedos tras su fulminante despedida el pasado año, donde arremetía contra veterinarios y autoridades por la desproporción de los toros que saltaban al ruedo.  Hoy era otra historia y el toro más acorde a sus pensamientos, pero no tuvo fortuna Morante en su lote, al primero no lo tuvo a bien y en el segundo dejó su aroma en lances en redondo acompañado de la banda de música y con sonoros oles en la grada, que jaleaban cada lance que la pañosa del de la Puebla le recetaba al Juan Pedro. Dos pinchazos previos a una estocada dejaban sin el premio al cigarrero.

El alicantino Manzanares tampoco tuvo un lote propicio para el lucimiento, un primero deslucido y sin clase no dejó expresar su toreo al espada, que si vio como el sexto le permitía alguna licencia para robarle tandas lucidas que abrochaba con su mejor arma, una tizona de oro que hace efectivo los premios de sus cierres de faena.

 

Ficha del Festejo

Toros de Juan Pedro Domecq de variado juego

Juan José Padilla, oreja / dos orejas

Morante de la Puebla, aplausos / saludos

José María Manzanares, silencio / oreja

Incidencias.- Lleno de No Hay Billetes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here