Pérez Mota, única oreja en la tercera clasificatoria de la Copa Chenel

El gaditano Pérez Mota cortó una oreja al primero de su lote, de Araúz de Robles, tras una faena en la que conectó con los tendidos.

Miraflores de la Sierra acogía la tercera corrida en fase clasificatoria de esta segunda edición de la Copa Chenel.

En la tarde se lidiaban en duelo ganadero toros de Araúz de Robles (1º, 2º y 3º)  y Aurelio Hernando (4º, 5º y 6º) para los espadas Paco Ramos, Pérez Mota, que sustituía a Juan Miguel, y García Navarrete.

Paco Ramos abría la tarde recibiendo a su primero de Araúz de Robles a porta gayola. Poco pudo hacer en el tercio de muleta con un animal rajado desde los inicios. Tras la estocada, recibió una ovación.

El segundo, también del hierro de Araúz de Robles, le tocó en suerte a un Pérez Mota muy entregado desde los inicios. Después de una faena que caló en los tendidos, la estocada y un aviso, paseaba la única oreja de la tarde. 

García Navarrete, que toreaba la segunda corrida de toros de su vida, paraba al tercero de Araúz de Robles. Tras una faena sin demasiado calado, pinchazos y dos avisos, escuchó silencio.

El cuarto, ovacionado de salida, fue el toro más serio del festejo que poco le duró a Paco Ramos de nuevo, pues no le pudo recetar ni una sola tanda por la condición rajada del de Aurelio. Tras despacharle recibía una ovación

Otro toro serio fue el quinto jabonero de Aurelio Hernando con el que Pérez Mota intentó estar firme y en el sitio. Esta vez la espada no fue certera y escuchó silencio tras su labor.

Un nuevo jabonero de Aurelio Hernando cerraba la primaveral tarde. Tras desmonterarse en banderillas Andrés Revuelta y Víctor Martínez, lo intentó García Navarrete sin demasiado lucimiento. Escuchó silencio.

Tercera corrida clasificatoria de la Copa Chenel: 

Toros de Aurelio Hernando (4º,5º y 6º) y Araúz de Robles (1º, 2º y 3º). El 2º y el 5º fueron aplaudidos en el arrastre. 

Paco Ramos: Ovación y ovación.

Pérez Mota: Oreja tras aviso y silencio.

García Navarrete: Silencio tras dos avisos y silencio. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here