Ponce sale a hombros en Valencia, Vídeo

0
169

Segundo lleno consecutivo de la Feria de Fallas y explosión de la plaza con su torero. Ponce desorejó al cuarto y dejó dos faenas para el recuerdo ante sus paisanos. Ureña fue todo entrega y cortó una oreja del sexto tras llevarse una tremenda paliza. Alejandro Talavante se fue de vacío ante el encierro de Garcigrande y Domingo Hernández.

Enrique Ponce es el buque insignia del toreo valenciano y no podía faltar a su cita con Fallas. El primero salió incierto en el capote pero el de Chiva pedía calma. Quite de Talavante por verónicas y respuesta de Ponce por chicuelinas. Tras brindar al público, el inicio de faena exigiéndole por bajo y llevándolo muy largo ya levantó de sus asientos a parte del público. Ligó derechazos con lentitud que no tenían fin. Las poncinas finales fueron el éxtasis y Valencia enloqueció con su máxima figura. Tras la estocada caída necesitó de un certero descabello. Se le pidió la oreja con fuerza pero el Presidente no atendió a la petición y le valió una fuerte bronca. El de Chiva dio una vuelta al ruedo. Ante el cuarto sí pudo rematar y la plaza entera estalló en júbilo con su torero. De nuevo los muletazos más ligados y largos llegaron por el derecho. De nuevo muletazos sin fin, de nuevo poncinas con cambio de mano infinitas y el público gritando “torero, torero” antes de coger los aceros. Pinchazo, entera, dos orejas y Puerta Grande.

Talavante quedó inédito ante el segundo desrazado con el que abrevió. Ante el quinto pudo dejar tres naturales destacables en los medios pero la faena se diluyó y todo a menos. Con la espada no estuvo acertado y fue silenciado.

Paco Ureña volvía a Valencia tras el golpe en la mesa que dio en la pasada Feria de Julio. El murciano se entregó en la faena al tercero, un astado exigente que se quedaba cortó en la embestida. Le exigió, sobre todo por el derecho para robarle muletazos de calado. Cerró con manoletinas ajustadas y pinchó antes de una entera. Saludó ovación tras aviso. Ante el que cerró plaza se vio al Ureña guerrero, al Ureña valiente, al Ureña dispuesto a triunfar y a encontrar agua en el desierto. El sexto, de Domingo Hernández, era un toro complicado que le midió y ante el que estuvo muy torero y valeroso. Se la puso de frente y por derecho sin retirarse cuando le echaba la mirada y sacó muletazos destacables. En los compases finales le cogió y le dio una tremenda paliza.  Se sobrepuso magullado para sacarle lo último y que la plaza entera reconociera su entrega y disposición. Mató de entera y cortó una oreja.

Ficha del festejo

Toros de Garcigrande (3º,4º y 5º) y Domingo Hernández (1º,2º y 6º), Destacaron los lidiados en primer y cuarto lugar.

Enrique Ponce, vuelta al ruedo tras aviso / dos orejas tras aviso

Alejandro Talavante, silencio / silencio tras aviso

Paco Ureña, ovación con saludos tras aviso / oreja

Incidencias.- Lleno en los tendidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here