Ventura, el rey en Aranjuez

0
404

Plaza de Toros de Aranjuez, festejo mixto con el caballero rejoneador Diego Ventura y los espadas Miguel Ángel Perera y Cayetano. Corrida de San Fernando.

Pobre entrada en tarde de lluvia, donde se pudo ver la mejor versión del caballero de la Puebla, Diego Ventura, Perera y Cayetano no tuvieron la misma fortuna y se marcharon de vacío.

Tarde plena de Diego Ventura hoy en Aranjuez, coronada con cuatro orejas que son la fiel correspondencia a la actuación total del caballero de La Puebla del Río en una tarde marcada por la lluvia, la misma que retrasó su comienzo. Incidir en el momento más que dulce que vive Ventura parece innecesario, pero se pone de manifiesto cada una de sus tardes. Todo surge con la facilidad que emerge de la maestría y que para nada es fácil. Y con la continuidad de quien tiene el toreo en la yema de sus dedos y por ahí le rebosa. Hay seguridad y solvencia en cada actuación de Diego. Un dominio total del arte del que es artista. Ventura vive el momento en el que está superando su propio nivel.

Ni la lluvia le mermó esta tarde. Y eso que es complejo torear a caballo lloviendo como hoy llovió. Pero hasta eso parece dominar el cigarrero, que ha encontrado la dicha de un buen lote de toros de María Guiomar Cortés de Moura, que ha aprovechado y disfrutado con evidencia. Al primero de ellos lo saludó con Guadalquivir para luego bordar el toreo de costado rebosante de temple con Bronce y, a continuación, clavar al quiebro con exactitud, riesgo y emoción desbordad con Lío. Llovía con intensidad, pero logro Ventura que la gente se olvidara de ello para empaparse sólo de su tauromaquia. Tras las cortas, cobró un rejón entero y rotundo con Remate que le puso las dos primeras orejas de su gran tarde en las manos.

Ese camino del triunfo abierto en el primero lo terminó de recorrer en el cuarto, otro buen toro de Guiomar al que paró con exquisitez a lomos de Lambrusco. Fue el preámbulo de la cumbre de la tarde: un sensacional tercio de banderillas con Nazarí, Fino y Dólar. Tres caballos que, en sí mismos, definen y condensan buena parte del punto al que ha llegado el toreo de Diego Ventura. Si Nazarí es perfecto, Fino es completísimo y Dólar, la sublimación de la doma. Nazarí es el maestro; Fino, el presente que llena de esperanza el futuro y Dólar, un sueño cumplido. Otro rejón fulminante con Remate le puso el broche a la tarde. Tarde de plenitud de un torero sencillamente cumbre.

Ficha del Festejo

Toros de (2) Guiomar Cortés de Moura para rejones y (4) toros de Torrealta para la lidia a pie, de variado juego.

Diego Ventura, dos orejas / dos orejas

Miguel Ángel Perera, palmas / silencio

Cayetano, silencio / ovación tras aviso

Incidencias.- Algo más de un tercio del aforo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here