Cristián Pérez pasea el único trofeo del cierre de Cenicientos.

Plaza de toros de Cenicientos (Madrid). Último festejo de la Feria del Toro.

Francisco Montero fue prendido por el cuarto de la tarde, sin mirarse termino con su oponente y paso a la enfermería, con prudencia podemos decir que tiene una cornada de dos trayectorias, no sabemos la extensión de ella, ni la gravedad, pero es buena noticia que no haya noticias.

Después de un año y siete meses sin pisar los ruedos, por esta maldita pandemia, que no ataca solo en lo físico; en mi caso ha sido en lo mental, pero eche palante y me fui a LA CAPITAL DE EL VALLE DE EL TERROR, que locura verdad, nunca mejor dicho, pero allí Natalia Núñez, la edil e Iván Sánchez concejal, los dos cabezas visible de un gran equipo; te tienden la mano y con una sonrisa (este año la sonrisa ha sido de ojos), sin importar ideologías, ni siglas, como tratan a sus vecinos a diario, así me he sentido yo atendido y protegido, expulsando fantasmas del pasado, para creer más en mí. Gracias de corazón. No han sido mis mejores trabajos pero pronto volveremos donde lo dejamos

Y nuevamente gracias, porque no hay un sitio en el que se quiera más al toro y la tauromaquia como es Cenicientos, donde se respeta la integridad del toro y se hace cumplir a rajatabla en reglamento taurino en todos sus tercios.

Y este era que nos toca vivir haciendo respetar todas las medidas y restricciones necesarias en pandemia.

Texto y Fotos Sveyk Castellanos.

Ficha del Festejo

Novillos de Raso de Portillo 2º y 4º y El Quiñón 3º, desiguales de presentación y de juego y Los Maños 1º, 5º y 6º, bien presentados, serios y con opciones. El 5º, de nombre ‘Listillo’, cárdeno, nº 45, que fue premiado con la vuelta al ruedo.

CRISTIAN PÉREZ, silencio / oreja.

FRANCISCO MONTERO, ovación / silencio.

ISAAC FONSECA, silencio / silencio.

Incidencias.- Más de media plaza, dentro del aforo permitido. Se desmoteró David Adalid y buena tarde para todos los lidiadores.

Parte médico de Francisco Montero

‘Durante la lidia del quinto toro, Montero ingresa en la enfermería por una herida por asta de toro en tercio medio del muslo izquierdo con dos trayectorias: la primera que afecta al vasto interno de unos 10 centímetros y otra externa en trayectoria ascendente sin afectación muscular de unos 6 cm. Se abren ambas trayectorias, se limpia con betadine al 50% y suero, y cierre por planos tras Friedrich de los bordes, dejando un Pentrose (drenaje) en el orificio muscular. Contusión en antebrazo izquierdo que precisa radiografía. Pronóstico: Leve’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here