David de Miranda, una contundente temporada

0
488

Un total de veinticuatro corridas y dos festivales ha sumado a lo largo de la temporada el torero triguereño David de Miranda que, con sus importantes triunfos, ha sido considerado la revelación de la campaña recién terminada.

El diestro triguereño David de Miranda, tras la actuación el pasado domingo en la X Corrida Pinzoniana, ha dado por finalizada la temporada en la que ha actuado en veinticuatro corridas de toros, dos festivales y una clase práctica, en la que ha lidiado cincuenta y dos toros a los que ha cortado treinta y nueve orejas y un rabo, de las que en doce ocasiones fue premiado con doble trofeo.

La temporada la inició el 31 de marzo con una clase práctica en Almodóvar del Campo, toreando la primera corrida en Palos de la Frontera, donde cortó cuatro orejas y un rabo. Vino después un largo parón hasta el 24 de mayo, fecha de la confirmación de la alternativa en la que, como es bien sabido, obtuvo las dos orejas de su segundo toro y la consiguiente salida a hombros por la puerta grande de Las Ventas. Este éxito le sirvió para que el 8 de junio confirmase su doctorado en la localidad francesa de Nimes donde también obtuvo dos orejas.

Convertido en la novedad de la temporada, David de Miranda inició un largo periplo. Así, en junio, actuó en Granada donde cortó una oreja; al día siguiente, en Alicante, donde, tras torear bien con la muleta, no estuvo afortunado con los aceros y escuchó los tres avisos de su segundo. Siguió en Algeciras, donde cortó dos orejas para cerrar el mes en Badajoz donde logró un trofeo. En julio, actuó en dos festivales, en Almonte, donde cortó una oreja y en Cabeza la Vaca, siendo silenciado por la escasa colaboración de su lote y cerrando el mes en Azpeitia donde fue ovacionado.

Comenzó el triunfal mes de agosto en Huelva, actuando el día grande de las Fiestas Colombinas y cortando una oreja. Siguió en San Roque donde obtuvo dos trofeos de su primero, al igual que en Baeza. Siguió en Almendralejo donde cortó una oreja, como le sucedió al día siguiente en Alfaro. En la feria de Almería, fue ovacionado y oyó un aviso en su primero. Luego llegaron las dos actuaciones en Málaga. En la primera obtuvo un trofeo en cada oponente y se ganó la repetición al día siguiente en la que fue ovacionado. Siguió en Antequera, donde totalizó tres orejas, cortando una oreja en Toro y cerrar el mes en Almazán donde también obtuvo un apéndice de cada uno de sus oponentes y recibiendo un golpe en la región dorsal que le hizo, no solo perder el festejo contratado para el día 1 en Illescas sino tener que pasar varios días en un centro hospitalario para su total recuperación.

Reapareció en Cortegana donde cortó un total de tres orejas y seguir en Albacete donde fue avisado en el primero de su lote, continuando en Almodóvar del Campo donde totalizó tres orejas y cerrando su periplo en Palos de la Frontera donde obtuvo también tres apéndices.

A lo largo de esta temporada ha sido galardonado en numerosas ocasiones, destacando los premios a la revelación que distintas entidades le concedieron tras su paso por Las Ventas madrileñas. Fue declarado triunfador de las ferias de Algeciras, Antequera, Baeza, Cuenca y Almodóvar del Campo donde arrasó con todos los trofeos.

A lo largo de la temporada, ha matado reses de José Luís Perera, Juan Pedro Domecq, Jandilla, Núñez de Tarifa, El Parralejo, Albarreal, Zalduendo, Ana Romero, Garzón Valdenebro, Carlos Charro, José Luís Iniesta, Torrestrella, La Palmosilla, Peña de Francia, Hermanos García Jiménez, Sobral, Alcurrucén, Torre Herberos y Hermanos Domínguez Camacho. Ha salido a hombros en once ocasiones, aunque pudo hacerlo una vez más, pero en Almazán se vio obligado a salir en ambulancia.

Con todos estos datos, se llega a la conclusión de que la campaña de David de Miranda merece el calificativo de extraordinaria y que se haya convertido en uno de los toreros más relevantes de la temporada, aumentando el número de admiradores en cada festejo y lograr estar en las principales ferias del calendario taurino español. Un buen augurio para la próxima temporada en la que David de Miranda será una auténtica realidad.

Vicente Parra Roldán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here