Dos Actuaciones de Iván Fandiño en La Merced. D.E.P

0
307

Dos actuaciones tuvo el tristemente desaparecido Iván Fandiño en la plaza de toros de La Merced. Fueron en las Colombinas de los años 2.012 y 2.014 respectivamente, aunque el torero vasco también “actuó” alguna vez más en dicha arena participando en algunos de los festejos, teóricamente a puerta cerrada, que organizaba José Luis Pereda López con motivo de su cumpleaños y en los que solía reunir a sus amigos, entre ellos a su íntimo Fandiño.

Debutó el vasco en La Merced el 2 de agosto de 2.012, alternando con Manuel Jesús “El Cid” y Daniel Luque en la lidia de cinco toros de José Luis Pereda y uno, que salió en sexto lugar, de La Dehesilla. En aquella ocasión, pasó sin pena ni gloria. Su primer enemigo demostró pocas cosas de interés pero el torero tampoco estuvo por la labor pues llevó a cabo un trasteo muy despegado y sin apreturas, muy lejos de lo que era habitual en él. En su segundo toro, que tampoco aportó nada de interés, volvió a pasar sin decir nada de interés en un quehacer pulcro pero sin fibra ante la desesperación de los espectadores que, enfadados por el juego de los toros, pitó con fuerza el arrastre del quinto.

Su segunda y última actuación tuvo lugar el 1 de agosto de 2.014, actuando junto a Enrique Ponce y Alejandro Talavante, lidiando cuatro toros de José Luis Pereda y dos, precisamente el lote de Iván Fandiño, de La Dehesilla. En esta oportunidad vimos entrega y decisión de Iván Fandiño con su primer enemigo, destacando la serie de derechazos con las que inició su faena de muleta para ir bajando con el comportamiento del toro, al que mató de una soberbia estocada, que le valió cortar una oreja. Con el quinto, el vasco se aburrió de intentar sacarle algo positivo a aquella masa de carne, sin casta y sin fuerzas y, para colmo, estuvo mal con la espada al necesitar de cuatro pinchazos y un descabello, por lo que los tendidos guardaron un respetuoso silencio.

Estas dos fueron las únicas actuaciones que el malogrado Iván Fandiño tuvo en la capital onubense, una tierra que visitaba con frecuencia por cuanto compartía una estrecha amistad con José Luis Pereda López y era un asiduo tanto en La Dehesilla como por las calles de nuestra ciudad. Descanse en paz el bueno de Iván Fandiño, al que se recordará en las próximas Fiestas Colombinas con el merecido homenaje de la afición choquera.

Por Vicente Parra Roldán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here