GARCÍA PALACIOS, TORO Y TIRADO YA CONOCEN EL ÉXITO EN LA MERCED

Artículo de Vicente Parra Roldán

Tres de los seis jóvenes anunciados en la novillada que abre el ciclo colombino ya conocen no sólo el albero del coso de La Merced sino también el éxito pues todos ellos fueron premiados con dos orejas, de muy distinto valor en la Clase Práctica celebrada en la noche del 2 de agosto del pasado año.

Aunque Agustín García-Palacios cuenta con otra presencia más, la del festival a beneficio de la Hermandad Matriz del Rocío celebrado el pasado 28 de febrero y en el que vivió la otra cara del toreo. Agustín debuto en Huelva en esa Clase Práctica, lidiando un eral de la ganadería de José Luis Pereda, al que, tras una variada faena con algunas fases de calidad, le cortó las dos orejas. Fue el novillero elegido para actuar en el citado festival y, en esa ocasión, lidió otro eral de Toros Albarreal, En esta ocasión le pudo la responsabilidad, la escasez de consejos desde el callejón, la colaboración de los miembros de su cuadrilla y, tras un quehacer que tuvo algunos momentos, dio un mitin con el descabello que utilizó en una veintena de ocasiones. El tiempo fue pasando y los avisos fueron llegando hasta que el animal fue devuelto a los corrales. No obstante, Agustín recibió una fuerte ovación debida en parte a su actuación y también como ánimos por lo acontecido.

Enrique Toro también cortó las orejas. En esta ocasión, a un eral de La Galana que fue el garbanzo negro de la Clase Práctica, pasando más tiempo huyendo que recibiendo los pases por parte del torero que, dada su impericia, no sabía cómo quitarse de en medio al eral. Pero se puso pesado con los aceros y hasta dos avisos le llegaron. No obstante, los numerosos paisanos y admiradores de Quique Toro sacaron los pañuelos y consiguieron el primer trofeo pero el presidente, incomprensiblemente, concedió otra. Enrique Toro, consciente de lo sucedido, rechazó los trofeos y paseó el anillo sin lucirlos.  

Por su parte, Carlos Tirado, con otro eral de La Galana, hizo cosas muy buenas, jaleadas por los tendidos, construyendo una interesante faena que gustó mucho a los aficionados, por lo que las dos orejas fueron ganadas a ley. Como también se llevó los mejores comentarios y es uno de los novilleros que más expectativas ha levantado entre los aficionados onubenses, deseosos de conocer su evolución y el trabajo que viene realizando en El Arahal y de los éxitos cosechados en los varios festejos en los que ha intervenido este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí