Juli, Perera y Ureña triunfan en Casas Ibáñez

Plaza de toros de Casas Ibáñez (Albacete).

Tres orejas y, sobre todo, nueva demostración del momento de plenitud de Miguel Ángel Perera ante un buen lote de toros de Alcurrucén, especialmente noble, pero al que faltó algo más de fondo para multiplicar su condición. Lo hizo, en su defecto, el propio torero, poseedor de esa varita mágica que se llama temple, que tantos misterios del toreo descubre. Otra tarde de capacidad del diestro extremeño, de inteligencia, de frescura, de despliegue de recursos para extraer hasta la última posibilidad de sus oponentes.

El premio grande lo obtuvo en el segundo, al que lidió perfecto Curro Javier y banderilleó superior Javier Ambel. Fue, como tantas veces, el preámbulo de la exhibición de Miguel Ángel, que cuajó al toro en series por ambos pitones, poderosas y hondas, medidas y de trazo perfecto, en las que se gustó y disfrutó. La segunda parte del trasteo lo fue en los terrenos donde también manda con tamaña superioridad. Los terrenos donde ya no hay espacio, en ese calor de las cercanías donde el de Badajoz obra su otro poder. Tras una estocada entera, se hizo con las dos orejas.

A su primero le cortó una después de una faena cimentada en el toreo al natural, que fluyó eso, natural, y encajado en las muñecas sueltas de Miguel Ángel. Otra vez el temple como argumento y como eje de todo. El pulso impecable y perfecto marcando el trayecto y el horizonte de cada muletazo, expandiendo la largura del viaje del animal y ligando las tandas con ritmo de dulce. Golpe de verduguillo tras la estocada para rubricar el conjunto.

Ficha del Festejo

Toros de Alcurrucénde buen juego.

Julián López “El Juli”, oreja / dos orejas.

Miguel Ángel Perera, oreja / dos orejas.

Paco Ureña, oreja / oreja.

Incidencias.- Lleno con el aforo permitido. Se desmontera Javier Ambel tras banderillear al quinto toro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here