Las ayudas al toro de lidia, no se tocan.

0
103

El Parlamento Europeo ha votado este miércoles el presupuesto para 2016, en el que se recogía una enmienda presentada por el Grupo de los Verdes Europeos/ALE para prohibir las ayudas a las ganaderías de bravo.


DSC_0199

El texto presentado expone literalmente que “no deben utilizarse créditos de la PAC ni cualesquiera otros créditos del presupuesto para financiar actividades taurinas que impliquen la muerte del toro; recuerda que una financiación de ese tipo constituye una clara violación del Convenio Europeo de protección de los animales en explotaciones ganaderas (Directiva 98/58/CE del Consejo)”.

Fuentes parlamentarias consideran que dicha enmienda no tiene fundamento legal por lo que en principio sería rechazada por el Consejo de Ministros de la Unión Europea.

Los ganaderos de toros de lidia tienen tanto derecho como cualquier otro productor europeo a recibir las ayudas europeas y no se puede modificar el reglamento de ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) a través de un procedimiento presupuestario.

A este respecto la Comisión Europea, en sus respuestas sobre fondos europeos realizadas en el Parlamento, viene aclarando lo siguiente:

Ante el posible uso de los fondos de la Política Agraria Común, las instituciones europeas explican que las ayudas que se conceden son por hectárea admisible a ganaderos que tienen derecho de pago, siendo libres de seleccionar el tipo de animal y la actividad económica legal que deseen.

Ante la posible recepción de fondos de ayuda al desarrollo rural (programa FEADER), Bruselas también explica que tampoco existe ninguna ayuda específica al sector del ganado de lidia.

Ante el posible cobro de partidas de los fondos FEDER y PRODER (consignadas a las regiones menos prósperas de la UE), Bruselas  apunta que no existe ninguna vía de financiación taurina aprobada por la Comisión Europea.

Ante la posible prohibición de la tauromaquia, las autoridades comunitarias han reiterado en decenas de ocasiones que la Fiesta es una actividad cultural totalmente legal en España, Francia y Portugal que, además, no puede ser prohibida desde Bruselas por falta de competencias.

En España existen más de 1.000 ganaderías de lidia que cuentan con un censo superior a los 200.000 animales. La crianza del toro de lidia se extiende por más de 540.000 hectáreas, por tanto ocupa una séptima parte de la superficie de dehesa ibérica ejerciendo un efecto beneficioso para su conservación. Asimismo,  según el informe realizado por Economía del Toro y por la UCTL, la ganadería de lidia conserva cientos de miles hectáreas valoradas en 1.862 millones de euros. La Tauromaquia genera un impacto total que supera los 3.560 millones de euros al año y es una industria que emplea a casi 200.000 españoles.

Dejar respuesta