Noche de silencios en La Maestranza, vídeo

0
107
2378062

La terna de novilleros se va de vacío en la cuarta de Sevilla

Aquilino Girón, Parrita y Pablo Páez dejaron detalles pero ninguno consiguió triunfar

Noche sin trofeos en la cuarta novillada del abono sevillano. Aquilino Girón, Parrita y Pablo Páez no pudieron alcanzar la meta del triunfo con una novillada de Soto de la Fuente que no se prestó demasiado. No hubo ni una sola vuelta al ruedo aunque los tres actuantes, cada uno en su estilo, dejaron algunos detalles interesantes.

Aquilino Girón recibió al primero de la tarde con una larga cambiada en el tercio y lances ganando terreno. El novillo manifestó falta de fuerza en los primeros tercios y llegó a la muleta con nobleza pero sin transmitir. Aquilino lo intentó por ambos pitones, sobresaliendo algunos momentos al natural hasta que el novillo se apagó por completo. Mató de estocada desprendida y fue silenciado.

En el cuarto, Aquilino Girón se fue a portagayola resultando desarmado y no pudo lucirse de capa. Brindó a su banderillero y apoderado Antonio Jimenez ‘Ecijano II’ y comenzó la faena con las dos rodillas en tierra en los medios. El novillo, aunque mansito, se dejó en el primer tramo de faena, mostrándose dispuesto Aquilino en todo momento. Sufrió una voltereta al final del trasteo ya con el astado más parado y orientado.

Cristóbal Ramos ‘Parrita’ no pudo lucir con el capote porque el segundo novillo salió suelto de las suertes. También manseó en el caballo, derribando de forma espectacular al picador que hacía puerta y propinó un susto al banderillero Pedro J. Mariscal a la salida de un par. Parrita brindó a Octavio Mulet, cirujano jefe de la plaza, pero el de Soto de la Fuente llegó imposible a la muleta por manso, parado y a la defensiva. Tanto es así que le propinó una fea voltereta al entrar a matar de la que por fortuna salió ileso. Se eternizó con el descabello y escuchó dos avisos.

Parrita pudo lucir más con el capote en el quinto, un novillo que llegó aplomado a la muleta. A base de dejarle la muleta puesta logró ligar con la derecha, componiendo bien la figura en dos series. También logró algún natural suelto con buenas maneras hasta que el animal se paró. Mató de estocada.

Pablo Páez mostró buenas maneras con el capote en el recibo al tercero. El novillo fue castigado con contundencia en el caballo pero se movió mejor que los dos primeros en la muleta, permitiendo al sevillano componer buenos muletazos. Sobresalieron las dos primeras series al natural que hicieron sonar la música. Hubo menos acoplamiento con la derecha y la faena tocó a su fin. Mató de estocada desprendida.

Tampoco fue buen colaborador el sexto, que se quedaba corto y reponía, obligando a Pablo Páez a rectificar constantemente la posición entre muletazo y muletazo. Lo intentó el sevillano con más voluntad que acierto dada la complicación de su enemigo.

Ficha del Festejo

Se lidiaron novillos de Soto de la Fuente, bien presentados y de escaso juego.

Aquilino Girón, silencio / silencio.

Cristóbal Ramos ‘Parrita’, silencio tras dos avisos / silencio tras aviso.

Pablo Páez, silencio tras aviso / silencio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here