Pablo Aguado galería de su paso por La Merced

0
222

Aguado cayó de pie en La Merced, segundo compromiso en este coso y dejo marcado su acento de torero asentado, cadencioso y vertical, sin miramientos y gustándose, se llevó el lote de la tarde y bien que lo aprovecho, de no errar con los aceros en el tercero de la tarde, el mejor toro del encierro, las dos orejas hubiesen sido premio a su labor, que quedó en vuelta al ruedo. Lanceo ajustado, meciendo el percal con suavidad y llevando siempre el burel embebido en cada lance, variedad y sentido del temple le acompañaron en su faena. Una faena medida respetando los tiempos y las distancias que pedía el de Albarreal. Sonoros eran los oles desde que recibió con el capote a su antagonista hasta el último pase de pecho antes de errar en varias ocasiones con los aceros que echaron por tierra la labor realizada, quedando su premio en vuelta al ruedo. No quería irse de vacío y desplegó todo un arsenal de suertes en el sexto de la tarde para pasear el doble trofeo que con mucha fuerza solicitó el respetable. Se le vio a gusto y disfrutando de cada serie y eso llegó con fuerza a la grada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here