Triunfo de Antonio Batalla

0
129

En la festividad del Corpus Christi del año 1.961, celebrada el 12 de mayo, se anunció en Huelva una novillada, que servía e inauguración de la temporada, en la que estuvieron anunciados Antonio Muñoz “Batalla”, Antonio Muñoz “El Choquero” y Emilio Silvera. Coincidencia de nombres en los dos primeros, mientras que el tercero fue el padre y abuelo respectivamente de los Emilios Silvera coetáneos.

Las reses que se lidiaron fueron de Tomás Prieto de la Cal y la verdad es que no colaboraron en el lucimiento de los actuantes.

El triunfador del festejo, según el número de trofeos conquistados fue Batalla, que logró las dos orejas de su primero al que recibió con buenos capotazos para, con la muleta, instrumentar pases con la derecha y por alto, siguiendo al natural antes de dejar media estocada. El cuarto inició su actuación con estatuarios, para seguir con derechazos y molinetes. Dejó media estocada, tardando el animal en caer por lo que entró de nuevo antes de que el animal se echara. Se pidió con fuerza la oreja, pero todo quedó en una aplaudida vuelta al ruedo.

“El Choquero” no estuvo a la altura de lo esperado por sus numerosos seguidores y partidarios. Bien con la capa, con la muleta puso mucha voluntad ante un animal que no ofrecía posibilidades de triunfo. Se le ovacionó en sus intentos por agradar y no estuvo acertado con la espalda. En el quinto apenas destacó, dadas las condiciones de su oponente.

Por su parte Emilio Silvera recibió aplausos al lancear a su primero. Con la muleta comenzó por alto seguido de naturales, mostrándose muy valeroso. Pinchazo y media delantera, dieron paso a una ovación. En el que cerró plaza, que saltó dos veces al callejón, Silvera se volvió a lucir en las verónicas, pero con la muleta estuvo sin mucha imaginación y, para colmo, estuvo mal con los aceros, escuchando dos avisos.

Artículo de opinión de Vicente Parra Roldán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here