López Simón y Cayetano Martínez de Irujo deleitan en Cajasol

0
410

López Simón y Cayetano Martínez de Irujo mezclaron toreo y deporte en el mano a mano en la Fundación Cajasol

16012017-1mot2373La edición número 41 de estos encuentros volvió a gozar de un gran ambiente

El matador de toros López Simón y el jinete Cayetano Martínez de Irujo protagonizaron un multitudinario e interesante encuentro en los Mano a mano de la Fundación Cajasol. La velada se desarrolló en el Teatro Cajasol, que registró una gran entrada para presenciar en el primero de estos actos en 2017. En esta ocasión se buscaron conexiones entre el mundo del toro y el deporte, aunque también se abordaron temas de interés de las carreras de ambos protagonistas.

Con el de anoche, estos encuentros han llegado a su edición número 41. El periodista José Enrique Moreno fue el encargado de conducir el acto, en el que desde el primer momento López Simón y Cayetano Martínez de Irujo hicieron gala de su amistad, de la admiración que se profesan y de las conexiones que tiene el toreo y el mundo del caballo.

16012017-1mot2406Para empezar, Cayetano habló de su afición a los toros: “La verdad que estos dos últimos años han sido muy difíciles. He pasado cinco operaciones y he intentado asistir al mayor número de corridas posibles para evadirme. Llevo en la sangre la afición al toreo por mi madre y siempre intento seguir las pasiones que tenía”. También habló de la amistad y relación que le une con el diestro Alberto López Simón: “Me suelen saludar todos los toreros, pero ahora yo tengo una conexión especial con Alberto”.

Por otro lado, López Simón también habló de la relación con el jinete: “Es una de las personas con la que de repente sientes una conexión fuerte. Me ha acompañado en tardes muy importantes. Ese calor de los amigos siempre es un punto más”. En cuanto a sus inicios en la escuela, el diestro narró una anécdota: “Un profesor de la escuela me dijo que esto no era lo mío, que doblase el capote y la muleta y que me fuera, menos mal que no lo hice. Ahora cuando me ve me dice que él sabía que llegaría”.

16012017-1mot2434El torero del barrio de Barajas comentó lo que supone que una persona como Cayetano hace por acercarse a la fiesta: “Es un privilegio que un personaje de su talla pueda estar en un tendido o en el callejón de una plaza de toros. Los profesionales del toro tenemos que estar muy agradecidos, ellos captan la atención de fuera y atraen a nuevos aficionados”. A esto el duque de Arjona respondía: “Me sorprende mucho que en casi todas las plazas a las que he ido se me han acercado varias personas que no conozco y me han dado las gracias por ayudar a la fiesta por el hecho de asistir”.

Durante el acto también se abordó el tema antitaurino y sobre él Martínez de Irujo expuso: “Hay mucha ignorancia, pero en cuanto a los animales en general. Me gustaría que los animalistas se fueran a las granjas de los animales que nos comemos y que vieran como viven”. A ello, el joven diestro añadía: “Solo pido respeto. No dudo en explicarle qué es la tauromaquia a todo aquel que respeta mínimamente el toreo, pero si no respetan no tengo nada que hablar con ellos”.

Pusieron nexos en común en las trayectorias de los protagonistas, como el de sus inicios,16012017-1mot2465 que fueron duros. “De novillero toreé bastante, después de mi alternativa en Sevilla vino el bajón. Estuve dos años en los que toreaba unas 8 corridas, me costaba hasta torear en el campo. Hace dos años solo tenía Madrid y tenía que mentalizarme en querer, tiré la moneda y salió cara”, comentaba López Simón.

Por su parte Cayetano: “Me  pusieron el cartel de niño mimado, de palacio y que me lo habían dado todo, pero no fue así, todo lo que conseguí como profesional fue gracias al esfuerzo. Yo llegué a las Olimpiadas de Barcelona con un caballo alquilado, quedamos cuartos. Rozamos la gloria”.

La filosofía de ambos a la hora de afrontar una carrera era otro de los nexos que tenían en común. “El que no sufre no triunfa”, señaló el jinete. “Hay que quitarse el triunfo de la cabeza. No hay que buscar el triunfo sino lo que te hace feliz. Esa búsqueda y el trabajo hacen que el triunfo termine llegando”, sentenciaba el torero.

El periodista José Enrique Moreno les preguntó por sus referentes en el mundo del toro. Cayetano, acordándose de su madre la Duquesa de Alba en todo momento, comentaba riendo: “Discutía mucho con mi madre en esto, ella era Currista y yo sinceramente no. Yo soy un currante. Me gustaba mucho Manzanares padre y ahora su hijo, después me gustó Ponce y el dominio de El Juli y ahora soy totalmente “albertista’”.

Por su parte, López Simón relataba: “Un torero que me marcó mucho de niño cuando era un desconocedor de la fiesta fue Manolete. Me marcó mucho por la personalidad que tenía, lo vi en videos. No voy a dar más nombres porque admiro a todas las figuras del toreo y aprendo de todas”.

En un emplazamiento como Sevilla, los protagonistas no podían irse sin tocar este tema. “Sevilla te incita a torear, hay buenos aficionados que no hay en todas las plazas, la banda, los olés…”, explicaba el diestro, a lo que añadió: “Todos los toreros cuando soñamos una faena lo hacemos en el marco de la Maestranza de Sevilla”.

Cayetano sin embargo, en un tono más sensible declaraba: “¿Qué voy a decir de Sevilla? Mi madre nació en Madrid pero se sentía sevillana. Cuando paseo por los Jardines de Cristina y veo la estatua de mi madre me siento muy orgulloso”. Sobre la afición a los toros en Sevilla: “El respeto y el silencio de Sevilla no lo hay en otras plazas”, concluyó.

16012017-1mot2451 16012017-1mot2465 16012017-1mot2481 16012017-1mot2611

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here