Cruz Ordóñez indulta a "Solerito" y sale a hombros con Padilla y Fandi en Riobamba.

0
199

Plaza de toros “Raúl Dávalos”, Riobamba, (Ecuador).
Corrida de la Independencia.

riobamba_ecuador padilla fandi y cruz ordoñezLos diestros españoles Juan José Padilla y David Fandila “El Fandi” salieron por la puerta grande de la plaza de toros de la ciudad ecuatoriana de Riobamba, junto al torero de la tierra Mariano Cruz Ordóñez que indultó al segundo de su lote.

En la llamada “Corrida de la Independencia”, en la plaza Raúl Dávalos de Riobamba, que lució con tres cuartos del tendido, se lidiaron toros de El Pinar y Campo Bravo, parejos y nobles que dieron juego.

“El Fandi” actuó en el festejo en reemplazo de José María Manzanares, quien canceló su presentación porque tuvo que someterse a una intervención quirúrgica.

El jerezano Padilla se ganó el afectó y la ovación del público durante su primer toro, al que lo recibió con una larga cambiada y verónicas suaves que prendieron el tendido; puso banderillas y en la faena de muleta lució su temple en el que logró demostrar su arte. Una oreja luego de una estocada un tanto tendida pero fulminante.

A su segundo lo recibió con una larga cambiada y después fue al quite, luego de la suerte de varas, con tafalleras y chicuelinas. Con la muleta estuvo entregado con derechazos, muletazos por lo alto y de rodillas, pero no tuvo suerte con la espada, pues pinchó cuatro veces y escuchó dos avisos.

“Me voy lleno de emoción pero no contento con el resultado”, dijo Padilla a Efe tras su actuación en el coso riobambeño.

“El Fandi” recibió a su primero con dos largas cambiadas y verónicas. Logró una ovación en el tercio de banderillas, el público se animó pese a la lluvia y en la labor con la muleta ejecutó derechazos y naturales en una faena larga en la que la autoridad concedió música en dos ocasiones. Una oreja y aplausos al toro.

Durante su segundo, “El Fandi” logró demostrar la elegancia y alegría en su toreo, adornó al toro con cuatro pares de banderillas con los colores de su tierra y lució la muleta ante un burel noble y bravo. Pinchó una vez y luego de una media estocada recibió una oreja.

El granadino, tras su presentación en Riobamba, dijo a Efe que regresará a Quito en los primeros días de diciembre para actuar en la plaza Belmonte de la capital ecuatoriana.

De su lado, Cruz Ordoñez no supo aprovechar al primero de su lote, un toro con mucho temple y bravura, al que le hizo una faena corta con el capote y la muleta, y no logró llevarse orejas. Aplausos al toro en el arrastre.

En su segundo, “Solterito”, un castaño de 450 kilos de la ganadería Campo Bravo que dejó ver en todo momento su bravura, el ecuatoriano estuvo sobrio y elegante, tanto con el capote como con la muleta, lo que le permitió demostrar los atributos del astado. Indultó a un buen ejemplar y logró ser el triunfador de la noche.

Padilla regaló un toro a la afición, pero el burel no permitió que el jerezano se luciera. Volvió a fallar en el estoque pero recibió una oreja.

Ficha del Festejo
Toros de Campo Bravo (2º, 6º y 7º) y El Pinar (1º, 3º, 4º y 5º), desiguales de juego.

Juan José Padilla, oreja / vuelta al ruedo / oreja en el de regalo.
David Fandila “El Fandi”, oreja / oreja
Mariano Cruz Ordóñez, palmas / dos orejas y rabo simbólicos.

Incidencias.- Tres cuartos de entrada. El lidiado en sexto lugar, de nombre “Solterito”, castaño de capa y con el hierro de Campo Bravo, premiado con el indulto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here