Diego Urdiales, Bilbao, "Fue una tarde inolvidable porque pude abandonarme y encontrar el toreo que busco".

0
107

La estética, templanza y pureza del toreo de Diego Urdiales ha traspasado fronteras. El diestro riojano dejó sensaciones imborrables el pasado domingo en la Monumental Plaza México como ya había hecho en cada paseíllo que realizó esta temporada.

fj-montera-urdiales
¿Qué pensó en el momento en el que le dicen que va a sustituir a Enrique Ponce en México?.

Cosas muy bonitas. Torear en La México para mí era un sueño y estaba a punto de hacerlo realidad. La pena es que tuviera que vestirme de luces por la lesión de un compañero, pero también era un estímulo y una responsabilidad ya que el maestro Ponce es uno de los toreros consentidos.

¿Qué se siente al torear en la plaza más grande del mundo por primera vez?.

Impresiona muchísimo, sobre todo cuando escuchas “Cielo Andaluz” y la plaza ruge con ese olé tan especial.

La tarde que vivió en la Monumental Plaza México ha sido muy importante. Es el protagonista de todos los titulares de todas las crónicas. ¿Qué sensaciones se le han grabado de esa faena?.

Muchas. Desde el principio sentí delante de la cara del toro cosas muy especiales. Es difícil describirlas. La embestida del toro de Bernaldo de Quirós fue clave para que pudiera abandonarme y mostrar mi toreo. Durante la faena sentí la pasión de la afición mexicana de la que tantas veces me habían hablado, esos olés tan bonitos es algo que nunca olvidaré.

Urdiales fj-sentado

¿Cómo afronta su compromiso en Lima tras su triunfo en México?.

Con muchísima ilusión porque también es mi debut en Acho y es otra de las plazas de América de las que me han hablado maravillas.

¿Prolongará más tardes la campaña suramericana?.

A mí me gustaría hacer temporada, nunca hasta ahora lo he podido hacer, pero eso está en manos de mis apoderados.

Ha empezado una nueva etapa apoderado por la FIT, sin dejar de lado por supuesto a Luis Miguel Villalpando. ¿Qué cree que le va aportar esta unión con la FIT?.

Creo que va aportar cosas muy positivas porque tengo muchas cosas que decir en el toreo. Me encuentro en un gran momento y la confianza que han depositado en mí espero devolvérsela con grandes faenas como la de La México.

¿Qué significa para usted la figura de Luis Miguel Villalpando?

Muchísimo. La relación con Luis Miguel es larga en el tiempo y muy profunda, primero como banderillero y desde hace años como apoderado. Algunos de los matices que han ido enriqueciendo son gracias a su aportación. Compartimos además la misma visión del toreo y eso nos ha hecho más fuertes a los dos para poder llegar hasta aquí.

¿Qué sensaciones le deja la temporada 2015 después de haberle catapultado a lo más alto?.

Muy positivas. Pero no ha sido un año fácil, por desgracia en San Isidro no me embistió ningún toro y las cosas después de Madrid no estaban nada fáciles. Luego vinieron muy buenas tardes en lo personal, como fue la de Mont de Marsan o la de Illumbe, pero la espada no entró y el triunfo que tanto necesitaba no llegaba. Por suerte en Bilbao, una de las tres o cuatro ferias más importantes del año, todo salió bien y otra vez volvió a sonar mi nombre. Después llegaron los triunfos de Logroño y Zaragoza. El remate de temporada ha sido muy bueno, la verdad.

Esta temporada ha tenido muchos días para el recuerdo, pero ¿hay alguna que por algún motivo haya sido más especial?.

Sin duda la de Bilbao, tenía la necesidad de triunfar pero siendo fiel a mí mismo. Fue una tarde inolvidable, abrir la puerta la grande fue un sueño que llevaba persiguiendo hacer realidad muchos años.

¿La tarde de Bilbao marcó un antes y un después en su carrera?.

Puede que sí, sobre todo para muchos que aún no me había podido ver así. Fue una tarde inolvidable porque pude abandonarme y encontrar el toreo que busco. Me dio más fuerza. Siempre he llevado un mismo camino y el triunfo creo que venía a demostrar a los que no me conocían tanto que soy capaz de triunfar en plazas tan importantes como Bilbao.

¿Tal vez, Madrid ha sido la espinita que se le ha quedado clavada esta temporada?.

Tal vez, porque me preparé a conciencia y estaba convencido de que podía ser. Han sido cuatro tardes en las que no me he dejado nada en el tintero, todo lo que tenía lo puse delante de mis toros. La primera tarde de San Isidro perdí quizás el triunfo con el acero, la segunda no tuve suerte con mi lote y la tercera estuve cerca de triunfar con la corrida de Adolfo. Después vino el mano a mano de Otoño y, por desgracia, mi lote no me dio opción. Tengo ganas de volver a Madrid y de que me embista un toro, es una plaza a la que le tengo mucho que agradecer.

Qué se le pasa por la cabeza si ahora echa la vista atrás y ve aquellos momentos en los que el teléfono no sonaba, en los que no aparecía su nombre en los carteles y ahora es uno de los toreros más esperados.

Lo bueno es que nunca perdí la fe, creía en mí, entrenaba como si fuera a torear todos los días. Cuando sonaba el teléfono me encontraba completamente preparado, mental y físicamente para hacer el paseíllo.

En ese tiempo fue muy importante en su carrera su plaza de Logroño y Bilbao.

También lo fueron algunos pueblos de La Rioja y Francia, pero sí, Logroño y Bilbao han sido esenciales para que la prensa y los profesionales me vieran en grandes ferias.

Y en lo personal, ¿quién fue la persona que le dio más ánimo para continuar?.

Soy muy afortunado de tener una familia y un grupo de amigos maravillosos, ellos siempre me han animado y alentado. Una parte de lo que soy se la debo a ellos.

Se puede decir que la espera mereció la pena.

Por supuesto, nunca me ha gustado mirar atrás. El presente es lo mejor que tenemos y te da la oportunidad de poder hacer tus sueños realidad.

Dicen que a los toreros del norte les cuesta abrirse hueco en el sur, pero algún misterio tiene Diego Urdiales que las plazas del sur quieren verlo anunciado la próxima temporada.

Afortunadamente hay muy buenos aficionados y profesionales del sur que me siguen desde hace tiempo. La generosidad que el maestro Curro Romero ha tenido conmigo ha producido esa expectación, espero no decepcionar a nadie cuando tenga la ocasión de torear en Andalucía.

¿Y Sevilla? ¿Ha habido negociaciones o algún contacto con la empresa ya?.

Es algo que llevan mis apoderados, pero no oculto que torear en Sevilla es una de mis mayores ilusiones de cara a la temporada 2016. Es una plaza donde te sientes torero por los cuatro costados.

Todos hablan de la pureza del toreo de Diego Urdiales, pero ¿qué es para usted y en qué radica esa pureza que hay en su concepto del toreo?.

Es hacer las cosas como aprendí desde pequeño. La pureza es fundamental si se quiere expresar algo especial. Es por así decirlo la base imprescindible para luego torear con despaciosidad y naturalidad utilizando el pecho, la cintura y mucho asentamiento.

Esa pureza, ¿está más cercana al arte o al valor o no entiende de esas cosas?.

Es difícil de explicarlo con pocas palabras, pero es algo que te sale innato desde pequeño, que luego vas puliendo entrenando, en el campo, en la plaza y la enriqueces viendo videos de toreros antiguos que tuvieron esa concepción. Beber de las fuentes nuestros antepasados es necesario.

¿Qué ha significado para usted, interiormente, que un día llegara el maestro Curro Romero y le dijera “Diego, me parezco un poco a ti toreando”?.

Una emoción difícil de contar. Uno de las cosas más bonitas que me ha pasado en el toreo ha sido conocer al maestro. Curro es una bellísima persona, lleno de generosidad y de humildad. Y que diga eso de ti es el mejor elogio que un torero puede recibir.

En estos momentos tan convulsos para la Tauromaquia, está desarrollando una gran labor y apoyando a los aficionados y sobre todo a los más jóvenes con el “Aula de Cultura Taurina Diego Urdiales” en la que participa en numerosas actividades además de ser quien la financia.

Es una labor muy bonita y que el año que viene cumplirá 15 años. Mi hermano Juanjo se volcó desde el primer momento para que los niños aprendieran los valores humanos y de superación que tiene el toreo, que conocieran la tauromaquia y que conocieran la ecología del campo bravo, la dificultad y superación de los toreros y lo bonito que es este mundo. Estamos volcados e ilusionados con el Aula, vemos que a los niños les motiva y emociona venir y vamos a continuar si Dios quiere muchos años.

¿Qué le pide a la temporada 2016? ¿Le gustaría cumplir algún sueño que tenga pendiente?.

Le pido que el toro me deje mostrar lo que llevo dentro, ese sería el mejor sueño que me gustaría hacer realidad en 2016.

Dejar respuesta