2º jornada de la IV Bienal Internacional de Tauromaquia de Ronda

0
308

Ganaderos, toreros y veterinarios en la segunda jornada de la IV Bienal Internacional de Tauromaquia de Ronda

Cristina Sánchez, Rafaelillo, Pepe Moral, Adolfo Martín o Antonio Miura fueron sólo algunos de los protagonistas de las diferentes mesas de debate.

La segunda jornada de la IV Bienal Internacional de Tauromaquia de Ronda tuvo lugar el sábado y discurrió de manera exitosa en cuanto a interés y participación. En la franja matinal, se celebró la mesa “A corridas duras, toreros poderos”, con Antonio Miura, Adolfo Martín, Rafaelillo y Pepe Moral. Fue moderada magistralmente por el informador taurino Carlos Crivell, quien analizó la sensibilidad del toreo con las ganaderías duras y consiguió que los protagonistas del cartel exteriorizaran sus sentimientos respecto a la etiqueta de este tipo de corridas.

Antonio Miura, partió plaza por orden de antigüedad con respecto a los ponentes. El ganadero de Zahariche declaró que lidiar sus toros no debería ser considerado como una gesta, según qué tipo de toreros se apunten. Sobre esto el sevillano expuso que “las figuras del toreo siempre han matado la corrida de Miura sin que ello se considere como un gesto trascendental”.

Adolfo Martín, que se encuentra de actualidad por el sorteo del bombo de Madrid, defendió en todo momento el devenir de su tipo de toro y estableció una comparación del estado de las vacadas denominadas toristas de  hace 30 años con respecto a ahora, determinando la desaparición de muchas de ellas. Además, dejó un titular bastante claro. “Los toros de nuestra casa necesitan toreros inteligente” sentenció el ganadero.

Como estandarte de estas duras corridas, Rafaelillo puso el acento en demarcar la importancia que estas han tenido ya no sólo en su vida profesional, sino también en la personal. “Me ha tocado matar estas corridas y estoy muy orgulloso de mi trayectoria”, manifestó el torero murciano.

Por último, Pepe Moral, que llegó a la cita aún convaleciente de su percance en Valdemorillo y apoyado en un bastón, declaró que “estoy capacitado para lidiar todo tipo de toreos. Cuando me enteré que Roca Rey mataba la de Adolfo, me dije: ahí estoy yo”. El sevillano confesó que le gusta medirse con las máximas figuras del toreo, para intentar ser mejor que ellos. Pero al estar acartelado en muchas ocasiones en este tipo de carteles, esta situación se torna muy complicada de que suceda.

“La Tauromaquia, una escuela de valores”

De esta manera se tituló la siguiente mesa, que fue una ‘encerrona’ para Cristina Sánchez, la torero más importante de la historia de la Tauromaquia. Fue presentada por su amiga Elena Salamanca, periodista de Antena 3 Televisión.

Cristina elaboró una presentación con diferentes fotos de su trayectoria taurina y personal. Y se apoyó en ellas para exponer los valores que ha envuelto a la Tauromaquia en su experiencia profesional. “El toro me lo ha dado todo, por lo que siempre le estaré agradecida. No sólo ya por la experiencia profesional. También me ha permitido aportar mi granito de arena en diferentes conferencias o ayudando en la asociación contra el cáncer en diferentes hospitales de Madrid” declaró la madrileña.

Durante toda su intervención tuvo presente a su padre, quién le ayudo y le alentó a seguir para adelante. “Me hacía entrenar con pesas en los pies por los barbechos porque como él decía: el toro no descansa. Y cuando salí por la Puerta Grande de Madrid me dijo que la cosa no quedaba ahí, que ahora venía lo más difícil. Nunca se acaba la dificultad” espetó con ironía Sánchez.

El Toro: contradicciones y sentimientos de un destino

Esta mesa tuvo como protagonistas a Antonio Ruiz López y Antonio Moreno Boiso, dos veterinarios que compartieron promoción en la Universidad de Córdoba. En esta presentación se realiza una comparativa entre las vidas paralelas de un becerro manso que nace para ser vendido como carne y un becerro bravo que nace para ser lidiado en una plaza de toros.

Ambos ejemplares son representados por una presentación y una locución por parte de Antonio, que usando la conjugación en primera persona va contando el devenir de cada una de las vidas de los becerros. Las diferencias se encuentran en aspectos como el nacimiento, su crianza, la relación con la raza humana y, por supuesto, su destino final.

Conferencia de Clausura: ¿Cómo adecuaría la Lidia al Siglo XXI?

La última mesa de ponencia estuvo presentada por José Luque, presidente de la Plaza de Toros de Sevilla. Su presentado fue Julio Fernández Sanz, veterinario y presidente de  la Asociación Veterinaria en Ganado de Lidia.

El investigador dio una clase práctica sobre distintos ámbitos de la lidia del toro bravo, ofreciendo posibles soluciones para disminuir daños innecesarios tanto a intervinientes en la lidia, como al propio rey de la fiesta, el toro bravo. Puyas, espadas, banderillas.. son sólo algunos de los objetos que tienen protagonismo en la faena que a juicio de Julio, deberían ser modificadas para que el espectáculo gane en todos los sentidos.

Para el veterinario, “le tenemos que dar al toro la importancia que merece, reformar la suerte de varas procurando más equilibrio y espectáculo, usar útiles de lidia más eficaces y seguros para los intervinientes. Además debemos trabajar en pos de minimizar lesiones indeseables que provoquen devolución a corrales o invalidez, mejorar la seguridad de los intervinientes, minimizar encuentros fallidos con la espada, mejorar la eficacia de la espada para acortar el tiempo de la muerte del animal”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here