Daniel Luque única vuelta al ruedo en San Miguel.

Fue quien más se acercó al triunfo en una tarde en la que también Urdiales y Serna se fueron de vacío

Daniel Luque fue quien más cerca estuvo del triunfo en este cuarto festejo del abono sevillano. Dio la única vuelta al ruedo en una tarde en la que no respondieron los toros de Santiago Domecq. Diego Urdiales y Rafa Serna también se fueron de vacío.

Diego Urdiales no pudo lucirse de capa en el primero. El toro acusó falta de fuerza en el caballo y en el inicio de faena, embistiendo a media altura. Urdiales compuso en algunos muletazos y mostró su torería, pero sin lograr redondear faena ni llegar con fuerza al tendido por la condición del astado, que no transmitía. Labor de oficio con toques de calidad. Mató de estocada y fue ovacionado. 

Urdiales dio buenos lances al cuarto, un serio toro flor de gamón, y remató con preciosa media. En la muleta al toro le pesaron sus 598 kilos y Urdiales se afanó en hacerlo andar. Todo tuvo mucha pausa y no hubo conexión con el tendido por la sosería del animal, por lo que optó por no alargarse. Mató de pinchazo y estocada. Silencio.

Daniel Luque se lució en el recibo de capa, toreando con autoridad a la verónica. Hizo un bonito quite por cordobinas. El banderillero Juan Contreras sufrió un tremendo susto en el primer par y se repuso y clavó un segundo magnífico, saludando montera en mano. El toro pareció desfondarse y Luque se empleó para exprimir los pocos muletazos que tuvo a base de oficio y de exponer. Mató de gran estocada. 

Luque volvió a manejar con soltura el capote en el quinto. De la misma manera, con gran desparpajo, comenzó la faena y pronto entonó el ambiente. En la segunda serie sometió muy por abajo y sonó la música. En la tercera intercaló un circular invertido y la cuarta fue al natural, superándose en la siguiente por mando y superioridad. Terminó haciéndole la luquesina en una labor completa que remató de media estocada. El público pidió la oreja que el presidente no concedió. Dio la vuelta al ruedo. 

Rafa Serna dio buenos lances al tercero, rematando con media. Estuvo variado en el quite. Con la muleta se mostró muy dispuesto y ya en la segunda serie logró ligar con emoción. La tercera también la tuvo y sonó la música. Intercaló una tanda con zurda pero volvió a la derecha, por donde el toro iba con más claridad. Serna ofreció una versión seria y capaz en este primero de su lote. La espada no funcionó y fue ovacionado. 

Serna brindó al público el sexto, otro toro de mucho peso, 620 kilos, que lo acusó en los primeros tercios. En la muleta se afligió pronto el de Santi Domecq, apenas transcurrida la primera serie. Pero Rafa no se desanimó y porfió para sacarle partido. La pena fue que el animal terminó por echarse después de una serie al natural y echó por tierra todo el trabajo del torero. Serna fue silenciado.

FOTOS: ARJONA / TOROMEDIA

Ficha del Festejo

Toros de Santiago Domecq, bien presentados y de escaso juego. Destacó el quinto.

Diego Urdiales, ovación / silencio.

Daniel Luque, ovación / vuelta al ruedo tras petición.

Rafael Serna, ovación / silencio.

Incidencias.- Casi media entrada. Saludaron en banderillas Juan Contreras, José Chacón y Alberto Zayas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here