Ferrera corta una oreja en la corrida de Victorino.

Fue el triunfador del mano a mano con Miguel Ángel Perera, que también estuvo a punto de tocar pelo en el sexto toro

El mano a mano que se planteó en la corrida de Victorino Martín se saldó con el triunfo de Antonio Ferrera en el quinto de la tarde, al que cortó una oreja que pudieron ser dos si el presidente hubiera atendido la petición del público. Ferrera también hizo una faena interesante al tercero, mientas que Perera brilló especialmente en el sexto, que le propinó una fea voltereta y al que templó muy bien, pidiéndose una oreja que el palco no concedió.

Antonio Ferrera salió dispuesto de capa -utilizó un capote azul para visualizar el autismo- en el primero de su lote. Puso muy largo al toro en el caballo y en el segundo puyazo el de Victorino tardó en ir, provocando la impaciencia del público. Protagonizaron un gran tercio de banderillas José Chacón y Fernando Sánchez, que saludaron. Férrea comenzó doblándose con mucha plasticidad. Vio el pitón izquierdo del toro y por ahí planteó las dos primeras series dejando muletazos largos. Por el lado derecho, el toro se quedaba más corto y volvió a la zurda pero el toro ya estaba parado. A pesar de ello pisó terreno comprometido y apuró las últimas embestidas con mucho mérito. Mató de dos pinchazos, estocada y descabello.

Ferrera no pudo lucir de capa en el tercero y se empeñó en dejar largo al toro en el primer puyazo y esperar mucho a que el animal se arrancara. En el segundo también fue tardo el de Victorino. Con la muleta, Ferrera se lo llevó a los medios y le dio tiempo, pero a pesar de ello el toro no acabó de romper por el lado derecho. En cambio sí le sacó series al natural tirando muy bien de la embestida con oficio. Se perfiló a muy larga distancia y cobró una estocada al paso como rúbrica a una faena de mérito.

Ferrera despertó al público en el quinto con un largo y brillante recibo de capa ganando terreno hasta más allá de los medios. Fueron casi una decena de verónicas que caldearon el ambiente. Brindó a Joaquín, a quien hizo incluso saltar al ruedo, y le dio tiempo al toro para, a continuación, ligarlo aprovechando su templada embestida por el derecho. Fueron dos series por ese pitón antes de pasar a la zurda para torear muy despacio al natural. También lo hizo por el lado derecho sin ayuda, dejando un muletazo interminable al que siguió otra serie diestra excelente. Volvió a matar citando desde muy lejos y pinchó. Lo intentó de nuevo y agarró una estocada efectiva. El público pidió dos orejas y el presidente dejó el premio en una.

Miguel Ángel Perera fue a más en el recibo de capa al segundo de la tarde, que fue medido en el caballo. Ferrera hizo un quite a la verónica tras el segundo puyazo. Perera comenzó la faena con la derecha, pitón por el que el toro se quedaba muy corto y reponía. Después de probar y de la impaciencia de algunos espectadores, decidió abreviar, pero no estuvo fino con el acero.

El segundo de su lote fue protestado de salida y durante los primeros tercios. El presidente lo aguantó y Perera lo sacó para templarlo por el lado derecho e ir haciéndolo. Le faltó celo y transmisión al de Victorino y eso limitó la labor de Perera. Lo mejor fueron un par de series al natural limpias y templadas. Mató de estocada.

El sexto se dejó más de salida. Perera se lució en un quite por chicuelinas y Curro Javier se desmonteró en banderillas. Perera brindó al público y se encontró con más colaboración en este ‘victorino’, dejando dos series ligadas por el derecho. Cambió a la zurda y el toro se le quedó abajo y lo volteó de fea manera. Volvió a la cara y comprobó de nuevo que el izquierdo era el pitón problemático, así que volvió a la derecha para apurar las últimas embestidas de forma templada. Lo hizo incluso al natural una vez dominado el toro como cierre a una faena de mérito que rubricó con una estocada. Hubo petición no atendida por el palco.

FOTOS: ARJONA / PAGÉS

Ficha del Festejo

Toros de Victorino Martín, bien presentados y de juego desigual. Destacaron quinto y sexto.

Antonio Ferrera, silencio tras aviso / vuelta al ruedo tras petición / oreja con petición de la segunda y dos vueltas al ruedo.

Miguel Ángel Perera, silencio / silencio / ovación tras petición. 

Incidencias.- Saludaron en banderillas José Chacón, Fernando Sánchez y Curro Javier.

Parte Médico: Miguel Ángel Perera fue atendido de cornada en región dorso lumbar izquierda que afecta a musculatura paravertebral con apertura de fascia toraco-lumbar, siguiendo dos trayectorias de 6 y 8 centímetros. Pronóstico reservado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here