La plataforma “Ignacio Sánchez Mejías”, nace con el principal objetivo de defender la Tauromaquia .

0
248

Un grupo de aficionados ha creado en Sevilla una plataforma llamada “Ignacio Sánchez Mejías” con el principal objetivo de defender la Tauromaquia desde el punto de vista jurídico ante “los continuos ataques que está sufriendo” y al considerar que la defensa de la Fiesta de los toros ha de librarse hoy desde el mundo del derecho y de los tribunales y que “ello no será posible sin un liderazgo claro de la afición, que es el único colectivo que no tiene intereses económicos, ni directos, ni indirectos; no participa de las corroídas luchas intestinas del sector, sino que más bien las padece, y cuyo único ánimo es la reivindicación, defensa y preservación de un bien cultural que estiman como algo esencial a sus vidas e íntimamente propio”.

Para ello, en el primer trimestre del año, esta plataforma va a presentar ante el Ministerio de Cultura una solicitud para que se inicie la tramitación del expediente administrativo que habría de concluir con la declaración de la Tauromaquia como ‘Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial’, al tiempo que instarán al Ministerio su inclusión en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, y, más concretamente, en la Lista de bienes que requieren “medidas urgentes de salvaguardia”.

Esta plataforma arrancó en el seminario “Tauromaquia y Cultura mediterránea”, organizado por la Cátedra de la Universidad de Sevilla “Ignacio Sánchez Mejías” el pasado mes de octubre, de ahí su nombre, en la que el catedrático de Derecho Administrativo Juan Antonio Carrillo Donaire ofreció una conferencia sobre la protección de la tauromaquia como patrimonio cultural inmaterial.

El fin es que la afición tenga “un liderazgo claro”. Para ello, el comité de dirección, integrado, además de por el profesor Carrillo, por el presidente de la Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla (UTAA), Diego Martínez, y por el director de la citada cátedra, el profesor Juan Carlos Gil, ha formulado un manifiesto.

PROTECCIÓN
En dicho manifiesto consideran que hay dos campos de acción jurídica que requieren la adopción de medidas inmediatas: el pleno desarrollo de la consideración de la Tauromaquia como patrimonio cultural inmaterial para defender esta condición ante las Administraciones públicas, de un lado; y, de otro, la protección jurídica de los aficionados y los profesionales del toro frente a “las conductas agresivas y difamatorias de los antitaurinos”.

De ahí, el objetivo de acudir al Ministerio para blindar la Tauromaquia como ‘Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial’, y para su inclusión en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, y, más concretamente, en la Lista de bienes que requieren “medidas urgentes de salvaguardia”.

Para esto último, la plataforma ha iniciado contactos con movimientos semejantes de alguno de los países que cuentan con tradición taurina y que sufren desde hace tiempo el acoso de los “antis”, como es el caso de Colombia, Francia o el propio México.

De hecho, el objetivo es comprometer a personalidades de peso en el mundo de la cultura y de la Universidad para redactar una memoria que acompañe su solicitud en la que justificar los motivos por los que el Ministerio ha de dar estos pasos, de acuerdo con la Ley 10/2015, de 26 de mayo, para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial.

ACCIONES LEGALES CONTRA AYUNTAMIENTOS
Por otro lado, la plataforma va a emprender una serie de acciones legales frente a los ayuntamientos que de forma creciente están adoptando medidas de obstrucción o de restricción de la Fiesta, así como frente a las manifestaciones más agresivas del movimiento animalista, que han llegado a constituir “un verdadero discurso del odio, perseguible penalmente”, ha remarcado el profesor Donaire.

De igual forma, el comité de dirección está llevando a cabo una labor de acercamiento a las entidades y asociaciones que representan los intereses de la afición, para procurar la unión de todos los aficionados a este ambicioso movimiento.

A día de hoy se han adherido o han expresado su apoyo incondicional las siguientes: la Cátedra ‘Ignacio Sánchez Mejías’ de la Universidad de Sevilla, la Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla, la Fundación de Estudios Taurinos de la Universidad de Sevilla, la Unión taurina de Abonados y Aficionados de España, el Observatorio Francés de Culturas Taurinas y la Federación taurina catalana, además de muchos aficionados a título individual.

La plataforma, según remarca Carrillo, “no pretende ser exclusiva ni excluyente de ninguno de los sectores del mundo taurino –profesionales, ganaderos y empresarios–“, a los que ha pedido su adhesión al proyecto como aficionados que también son. Únicamente considera que “una iniciativa de este calado y ambición tiene que estar directamente liderada por la afición, cuyo único interés es la protección y promoción de la fiesta”.

Por su parte, el profesor Juan Carlos Gil ha mostrado su satisfacción ante su conformación a raíz del seminario de la cátedra, que él lidera, al considerar “muy positivo” que una iniciativa que persigue la defensa de la Fiesta y la declaración de la Tauromaquia como ‘Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial’ “salga de la Universidad”, a lo que ha añadido que “lo importante es la unión de toda la afición para defender sus derechos”.

Por último, el presidente de la Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla (UTAA), Diego Martínez, se ha mostrado confiado en el funcionamiento de esta plataforma para la defensa de la Fiesta porque, ha insistido, “lo ideal es que vayamos todos a una y cuando recibamos los ataques de antitaurinos saltemos todos unidos. Además si no defendemos nosotros la Tauromaquia nadie lo va a hacer”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here