Litri cumple treinta años de alternativa

0
145

Hoy, 26 de septiembre, se cumplen treinta años de la concesión de la alternativa a Miguel Báez Espínola por parte de su padre, Miguel Báez Espuny, en la corrida celebrada en la plaza francesa de Nimes.

Con este motivo, ofrecemos algunos datos de la trayectoria profesional del torero onubense a lo largo de las diversas temporadas en las que estuvo en activo como matador de toros (desde 1.987 hasta 1.999, fecha de su retirada).

Algo más de mil actuaciones

Desde que tomase la alternativa, Miguel hizo un total de 1.008 paseíllos para intervenir en corridas de toros tanto en Europa, donde actuó en 987 festejos, como en América, donde lo hizo en un total de 21.

En 1.987 actuó en dos corridas de toros en Europa (la de la alternativa y otra en Sevilla) y cinco en tierras americanas; al año siguiente lo hizo en 72 ocasiones en nuestro Continente y cinco en el americano. En 1.989 y 1.990, las actuaciones fueron 59; en 1.991 la cifra ascendió a 63, mientras que en 1.992 fue de 62, para subir al año siguiente a 89. Durante estos años, el torero no hizo campaña americana.

En la temporada de 1.994, el número de actuaciones en Europa fue de 114 festejos a los que hay que sumar dos en tierras americanas. El record de presencia lo tiene en la campaña de 1.995 que alcanzó 133 espectáculos para descender al año siguiente a 95.

En 1.997, Litri actuó en 92 festejos en tierras europeas y en cinco en tierras americanas; cifras que descienden al año siguiente al quedar en 82 y 3 respectivamente para, en su año de despedir, realizar 65 paseíllos en Europa y uno en América.

Durante este período de tiempo, Litri además intervino en 59 festivales, cifra que ha ido en aumento tras su retirada pues raro es el año en el que no toma parte en varios de ellos.

Trofeos.-

Lógicamente, en la campaña de 1.987, el número de trofeos no fue muy amplio al actuar en tan solo dos festejos, logrando dos orejas en la tarde su alternativa.

Un total de 83 orejas cortó a lo largo de la campaña de 1.988, totalizando 86 en la siguiente. En 1.991, cortó 56 orejas, cifra que superaría en 1.992 al obtener 63 orejas. Nueva superación en 1.993 al totalizar 84 apéndices. En 1.994, la cifra se disparó a las 157 orejas mientras que en 1.995, con record de actuaciones, la cantidad de orejas fue de 208.

Un total de 142 orejas cortó Miguel en el año 1.996, bajando en 1.997 a 94 y a 79 en la campaña de 1.998 mientras que en la de la despedida obtuvo 52 orejas.

Compañeros de actuaciones

Miguel, durante toda su trayectoria como matador de toros, hizo el paseíllo acompañado de un total de 158 compañeros. De ellos, con el que más alternó fue con Jesús Janeiro “Jesulín de Ubrique”, con quien actuó en 284 festejos, seguido de Enrique Ponce (145), José Miguel Arroyo “Joselito” (100).

También hay que destacar las 97 actuaciones junto a Manuel Díaz “El Cordobés”, las 79 con Juan Antonio Ruiz “Espartaco”, las 64 al lado de José Ortega Cano y un largo etcétera hasta alcanzar esos 158 compañeros.

Con Rafi Camino, su compañero de carrera novilleril y con el que tomó la alternativa, Litri alternó en 54 ocasiones, especialmente en las primeras campañas de matador de toros.

Por lo que respecta a los toreros onubenses, Litri alternó en 21 ocasiones con Antonio Borrero “Chamaco”, cuatro con Emilio Silvera y en una ocasión con su padre, el maestro Miguel Báez Espuny “Litri”.

Plazas más habituales

La plaza de toros de Sevilla fue el escenario en el que más veces actuó Miguel a lo largo de su carrera. Lo hizo en un total de 27 ocasiones, en dos más que en las plazas de Barcelona y Valencia.

En más de diez oportunidades hizo el paseíllo en las plazas de Las Ventas (en 17 tardes), Zaragoza (16), Málaga (15), El Puerto de Santa María (14), Alicante (13), Algeciras, Bilbao y Linares (12), Jerez de la Frontera (11) y Benidorm, Granada, Guadalajara y Murcia (10).

Por lo que respecta a Huelva, hizo un total de veinte paseíllos y en la provincia, en tres ocasiones toreó en Ayamonte y una en Aracena, Cartaya, Lucena del Puerto, Santa Olalla del Cala y Valverde del Camino.

Plazas triunfadoras

La plaza en la que más trofeo conquistó durante su permanencia en los ruedos fue la de Huelva, en la que logró conquistar 34 orejas y tres rabos en las veinte actuaciones que tuvo.

Tras ella, Valencia, donde obtuvo 18 orejas. Otra plaza donde Miguel triunfo fue Baza, donde obtuvo 16 trofeos y tres rabos. También cortó 16 orejas en Tarragona. En Alcalá de Henares totalizó catorce apéndices mientras que trece obtuvo en Alicante y Lorca; doce en Pozoblanco, Puerto Banús y Fregenal de la Sierra; once en Linares, Benidorm, Granada, Hellín, Alcañiz y Elda.

En Barcelona totalizó nueve orejas; en Sevilla y en Bilbao obtuvo tres orejas y en Madrid logró dos.

Por lo que respecta a sus actuaciones en la provincia, en Ayamonte totalizó cinco orejas; una obtuvo en Aracena; dos y rabo en Cartaya al igual que en Santa Olalla del Cala; cuatro orejas en Lucena del Puerto mientras que en Valverde del Camino no pudo obtener premio alguno.

Ganado lidiado

A lo largo de su trayectoria, Miguel lidió reses de cientos de ganaderías, destacando las de Atanasio Fernández y Jandilla, de las que mató cincuenta ocho toros. En tercer lugar aparece la de Sepúlveda de Yeltes con 47 animales; Guateles, con 45, y Antonio Pérez de San Fernando, con 44 toros.

En una ocasión, concretamente el 28 de agosto de 1.997, en la corrida conmemorativa del L aniversario de la muerte de Manuel Rodríguez “Manolete” celebrada en Linares, toreó dos reses de Eduardo Miura.

En una ocasión, Litri tuvo el honor de indultar un toro. Fue en la tarde del 14 de agosto de 1.993 y en la plaza de toros de Olivenza donde toreó, como cuarto de la tarde, a “Pordiosero”, de la ganadería de Cayetano Muñoz, que, por su extraordinario juego, mereció este premio.

Por el contrario, también en una ocasión, Miguel vio como su oponente era devuelto a los corrales después de sonar los tres avisos. Sucedió en la plaza de Vitoria, en la tarde del 5 de agosto de 1.991 y se trató de un astado de Sánchez Cobaleda, que salió en cuarto lugar.

Alternativas concedidas

A lo largo de su carrera profesional, Miguel ha sido padrino de trece alternativas. Ahijados suyos son Raúl Galindo, Paco Delgado, Paco Senda, Juan Carlos Belmonte, Niño del Tentadero, Víctor Puerto, J. Andrés González, Alberto Ramírez, Raúl Contreras, Juan de Pura, Curro Matola, S.R. Martín y Juan Diego.

En dos ocasiones ha sido padrino de la confirmación de alternativas. Son los casos de Manolo Carrión y de Víctor Puerto, a quien le había concedido el grado de matador de toros un año antes.

Ha participado en cuatro alternativas actuando como testigo de las mismas. Son los casos de Francisco José Ruiz “Espartaco Chico”, Enrique Ponce, Paquiro y Vicente Barrera.

Y también en dos ocasiones ha sido testigo de confirmaciones de alternativas. Fueron las de Antonio Borrero “Chamaco” y Vicente Barrera.

Manos a manos

En un total de 27 ocasiones, Litri actuó, como matador de toros, mano a mano con otro compañero.  La primera ocasión fue en Sevilla el 4 de octubre de 1.987 junto a Rafi Camino mientras que la última fue el 16 de mayo de 1.999 en Estepona con Manuel Díaz “El Cordobés”.

Con el matador que mañana número de festejos de esta índole protagonizó fue con Jesulín de Ubrique, con quien actuó en trece ocasiones. También lo hizo con José María Manzanares (padre), Pepe Luis Martín, Roberto Domínguez, Finito de Córdoba (en dos ocasiones), Joselito, Víctor Mendes, Ortega Cano, Rivera Ordóñez, José Tomás, Julio Aparicio y Enrique Ponce.

Los cosos de Jaén, Toledo y Estepona acogieron en dos ocasiones festejos de este tipo mientras que en capitales de provincia actuó en Sevilla, Huelva, Málaga, Bilbao, Guadalajara, Toledo, León, Palma de Mallorca y Tarragona.

Corridas singulares

A lo largo de su singladura profesional, Litri actuó en cuatro festejos de carácter goyesco. En tres ocasiones, en septiembre de 1.989, 1.993 y 1.997, lo hizo en Aranjuez; y, en 1.989, en Ronda fue la cuarta.

También intervino en un festejo de carácter valenciano, que se celebró el 10 de septiembre de 1.998 en la plaza de la calle Játiva, alternando con Enrique Ponce y Vicente Barrera.

Actuó en la Corrida de la Beneficencia de Santander, celebrada el 7 de agosto de 1.994, compartiendo cartel con Manolo Sánchez y José Ignacio Sánchez.

Miguel intervino en el festejo inaugural de la plaza de San Miguel de Valero, acaecido el 14 de octubre de 1.993, actuando junto a Sebastián Palomo Linares y Espartaco y en la de Alcalá de Henares el 1 de septiembre de 1.999 interviniendo junto a Enrique Ponce y Miguel Abellán, así como en la reinauguración de la de San Fernando el 17 de julio de 1.995 actuando con Jesulín de Ubrique y Alberto Ramírez.

Cogidas sufridas

Además de padecer una hepatitis que le mantuvo inactivo durante unos meses en la temporada, Miguel ha sufrido cinco cornadas a lo largo de su trayectoria profesional.

En Quintanar de la Orden, el 18 de agosto de 1.988, fue cogido durante la faena de su primero, que le “engatillo” por la pierna derecha, zarandeándole aparatosamente y fue asistido de un fuerte varetazo en la pantorrilla derecha, con posible esguince de tobillo. Pronóstico leve.

El 12 de julio de 1.989, en Pamplona sufrió una herida por asta de toro a nivel de la segunda costilla, línea medio clavicular derecha de cinco centímetros de longitud, que afectó a músculo pectoral mayor y llegó a fosa supraclavicular sin interesar cavidad torácica y de diez centímetros de longitud así como de otra herida por asta de toro que interesó musculatura deltoidea y disecó pectoral menor, así como otra trayectoria de cuatro centímetros que llegó únicamente a tejido celular del brazo. Pronóstico grave.

En Alicante, el 23 de junio de 1.990. Resultó cogido en el muslo izquierdo con una cornada de dos trayectorias, una ascendente de veinte centímetros y otra descendente de quince, que disecó la cara interna y posterior, el fémur y el paquete femoral. Pronóstico grave.

En Baeza resultó cogido en el cuarto de la tarde y fue atendido en la enfermería de una cornada, en el muslo izquierdo, con dos trayectorias. Pronóstico grave. Ocurrió en la jornada del 14 de agosto de 1.992.

El 26 de agosto de 1.994, y en Bilbao sufrió traumatismo cráneo encefálico y conmoción cerebral así como un varetazo en el muslo derecho y, al caer, se golpeó el parietal izquierdo. Presentó también descoordinación de movimientos, por lo que fue trasladado a un centro hospitalario. Pronóstico leve.

 En Barcelona fue atendido de una herida menos grave en la pierna izquierda que no le impidió salir a hombros al término del festejo. Esto sucedió el 30 de abril de 1.995.

El 12 de septiembre de 1.996, en Albacete fue asistido de una herida por asta de toro en el tercio superior de la cara interna del muslo izquierdo de veinte centímetros, que afectó a la piel, tejido celular subcutáneo y aponeurosis. Pronóstico menos grave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here