Pablo Gómez Terrón y Huelva, Parte II

La campaña de 1.963 fue muy importante para Pablo Gómez Terrón por cuanto hizo el paseíllo nada menos que seis veces en la plaza capitalina. Los sucesivos éxitos y la demanda de la afición hacían que la empresa le volviera a contratar y a poner el cartel de “No hay billetes” en sus actuaciones.

No fue bueno el comienzo de la temporada por cuanto el 31 de marzo, las reses de Antonio Flores Tassara no colaboraron para el éxito de los actuantes, Fernando dos Santos, José María Sussoni y el triguereño, a quien le correspondieron los dos utreros más gordos y difíciles de torear, por lo que tuvo que poner todo su valor y pundonor para sacar algunos pases estimables. En el que cerró plaza, incluso, recibió una aparatosa cogida, afortunadamente sin consecuencias. El público le despidió con sonoras palmas.

Retornó al coso onubense el 23 de mayo, actuando con José María Corona y Sussoni con ganado de Enrique Pérez de la Concha. Pablo le cortó las dos orejas a su primero y lo hizo con todo merecimiento tras una faena llevada a cabo con trasteo con muletazos extraordinarios. Al que cerró plaza lo toreó con su valor espartano, logrando una serie de siete naturales aguando la embestida de su oponente, pero, al no estar acertado a la hora de matar, todo quedó en una fuerte ovación antes de salir a hombros por la Puerta Grande.

Grandioso triunfo el cosechado por Terrón el 30 de junio. Con él hicieron el paseíllo el rejoneador Manuel Baena y los novilleros Ramón Montero “Maravillas” y Sussoni para lidiar reses de Pablo Rincón Cañizares, que envió un encierro aparatoso, muy armado, gordo, con fuerza y bravura. Esa tarde, el triguereño obtuvo cuatro orejas y dos rabos como premio a su brillante actuación tanto con el capote como con la muleta en sus dos oponentes entre el delirio de los espectadores. La salida a hombros fue triunfal.

En la novillada de Colombinas, celebrada el 4 de agosto, volvieron a actuar Dos Santos, Sussoni y Terrón con ganado de José de la Cova Benjumea. Otra gran tarde de Pablo que, a su primero, le cortó las dos orejas y hubo una fuerte petición de rabo tras una gran actuación, que repetiría en el que cerró plaza pero, al pinchar en varias ocasiones, el premio se redujo a una oreja.

Volvió a actuar en la novillada de la Cinta, el 8 de septiembre, junto a Ramón Montero “Maravillas” y Antonio Batalla, que debutaba con caballos, ante reses de Fernando de la Cámara. Otro gran triunfo de Pablo poniendo de manifiesto su valor y tranquilidad. En su primero, buenos doblones para seguir con un perfecto quehacer con ambas manos que le sirvió para conquistar las dos orejas y el rabo. Repitió actuación con el quinto, al que corrió la mano con suavidad para concluir rodillas en tierra. En esta ocasión logró las dos orejas.

La sexta actuación en la plaza choquera tuvo lugar el 12 de octubre. Con él hicieron el paseíllo Curri de Camas y José Luis Caetano para matar novillos de Álvaro Domecq. Y Pablo hizo un compendio de todo cuanto había llevado a cabo durante la temporada, ganándose las ovaciones del público que, al acabar con sus oponentes, le premió con las dos orejas de cada novillo, saliendo triunfalmente a hombros por la Puerta Grande.

Seis actuaciones y cinco grandes triunfos es el balance de su paso durante 1.963 por el coso choquero, en el que la presencia de Pablo Gómez Terrón se había hecho imprescindible y de ahí su amplia presencia en los carteles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here