Toreros de ayer: Eduardo Pérez «Bogota».

Aunque nacido en Sevilla, a Eduardo se le puede considerar onubense porque muy niño su familia se trasladó a Huelva y aquí inició sus avatares taurinos que se desarrolló en los años 20 y siendo uno de los toreros que más veces ha hecho el paseíllo en la capital pues totalizó veintinueve funciones.

Después del aprendizaje, su primera actuación en Huelva fue el 19 de junio de 1919 junto a Francisco Alejandro “El Pirfo” con novillos de Salvador Alarcón. Su buena actuación hizo que repitiese el 6 de julio actuando con Manuel Álvarez y Juan Barranco ante novillos de Anastasio Romero Santamaría. Una oreja cortó nuestro protagonista que repitió actuación el 20 de julio junto a Manuel Cascales y Manuel Nieto Clares. Volvió a lucirse y se ganó una repetición para el 10 de agosto, día en el que actuó con Manuel Álvarez y novillos del Marqués de Villamarta. Se repitió el triunfo y fue contratado para actuar en la parte seria del espectáculo cómico taurino que se celebró el 17 de agosto.

De nuevo, gustó su actuación que fue contratado para el 24 y, con novillos de López Plata hizo el paseíllo al lado de Manuel Álvarez y Antonio Navarro, logrando una oreja en el primero de su lote. Por ello el 31 de agosto repitió con Enrique Díaz y Eduardo Hurtado para lidiar ganado de Felipe Salas en un festejo en el que nada destacable se produjo. Una nueva actuación el 9 de septiembre junto a Juan Luís de la Rosa y Manuel Jiménez Chicuelo, cortando una oreja y su última actuación de esta temporada en Huelva fue el 12 de octubre con Enrique Díaz y Vicente Prieto ante ganado de Moreno Santamaría. Eduardo Bogota resultó herido en la mano izquierda cuando entró a matar a su primero.

Había sido una campaña triunfal en la que hizo nada menos que en nueve ocasiones el paseíllo ante sus paisanos y había conseguido reunir a un buen número de incondicionales a su toreo.

La temporada de 1920 la comenzó el 4 de abril lidiando novillos de Moreno Santamaría junto a Manuel Álvarez y Borruguito. Nuevo triunfo que le valió la repetición el 25 de abril con reses de López Plata y Manuel Álvarez y el Gambero como compañero de cartel. Buena actuación y nuevo anuncio para el 16 de mayo junto a Manuel Álvarez, Correa Montes y Facultades. El 3 de junio vuelve a hacer el paseíllo junto a Facultades y Vicente Prieto para lidiar un encierro de Surga y repitiendo un mes más tarde, en Colombinas con Manuel Álvarez y novillos de Moreno Santamaría. Fue su última actuación en esta temporada, en la que hizo cinco paseíllos, en la plaza onubense que el resto de la temporada la dedicó a la emergente Manolito Báez Litri.

El 1 de mayo de 1921 junto a Manuel Álvarez y El Uno, con ganado de Gómez Plata abrió la temporada onubense repitiendo el día 21 junto Álvarez y Maera y novillos de Surga siendo muy aplaudido. Volvió a actuar el 21 de agosto junto a Pablo y Marcial Lalanda. Aquella tarde Eduardo cortó un rabo. Repitió el 11 de septiembre en una tarde aciaga porque sus dos compañeros, Domingo Correa Montes y Gallito de Zafra habían resultado heridos por los novillos de miura. Eduardo tuvo que matar cuatro novillos y también pasó a la enfermería donde fue atendido de un varetazo en la región glútea, con un ataque de taquicardia y gran excitación nerviosa siendo calificado su estado como de leve.

Su única actuación en Huelva en la temporada de 1922 fue el 15 de junio actuando con El Andaluz y Amuedo en la lidia de novillos de Palha. Aquella tarde no pasó nada importante.

Retornó a su tierra el 6 de mayo de 1923. El 1 de abril estaba anunciado un mano a mano con su paisano Manuel Álvarez para lidiar reses de Rafael Surga. La tarde se presentó muy lluviosa y tras el cuarto los diestros solicitaron la suspensión del festejo puesto que los espectadores abandonaban los tendidos. El presidente se negó, pero un nuevo chaparrón hizo que, al concluir el quinto, se suspendiera el festejo que no pasó a la historia por el triunfo de los participantes. No obstante, volvió el 6 de mayo repitiéndose el cartel y en esta ocasión Eduardo Bogota cortó una oreja en el último de la tarde. Nada importante en la novillada celebrada el 31 de mayo por cuanto los novillos de miura no dieron opciones a Bombita IV, Antonio Romero ni a Bogota. Volvió a actuar el 5 de agosto mano a mano con Manolito Litri lidiando reses de Manuel Rincón. No fue una tarde afortunada para Eduardo que escuchó los tres avisos en su primero. Actuó el día 9 en el festejo de La Cinta junto a Angelillo de Triana, Borrugito y Antonio Posada en un festejo en el que hubo poca diversión.

La temporada de 1924 se inició en Huelva el 28 de junio con un mano a mano entre Bogota y Litri. Ambos tuvieron una destacada actuación por lo que repitieron el 6 de julio con Pepe Belmonte y novillos de Surga. Eduardo, que tuvo una buena actuación perdió los trofeos por el mal uso de los aceros.

En el año 1925 no actuó en el coso onubense, reapareciendo el 20 de junio de 1926 para actuar junto a Andrés Mérida y Gitanillo de Triana ante reses de Felipe Bartolomé. Era el primer festejo tras la muerte de Manolito Litri. Esta tarde Eduardo oyó un recado presidencial.

Cansado y aburrido Eduardo Bogota decidió hacerse banderillero y perteneció a cuadrillas importantes como la de Joaquín Rodríguez Cagancho o Pepe Luís Vázquez, con los que consiguió grandes triunfos mientras los antiguos aficionados seguían recordando su manera de torear.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here