PEDRO CARREÑO TRIUNFÓ EN HUELVA HACE 90 AÑOS

0
283

En la jornada del 3 de julio de 1.927 – día en la que un toro de Pérez de la Concha hirió mortalmente en la ingle al diestro Gavira en la plaza de Madrid – la afición taurina onubense tuvo la oportunidad de asistir a una interesante novillada en la que actuaron los locales Diego Gómez Laine, Pedro Carreño y Pepe Arroyo y en la que se lidiaron astados de López Plata.

El ganado tuvo una buena presentación, fue bravo, noble y de mucha suavidad destacando los lidiados en quinto, primero y segundo lugar y, en lo negativo, el sexto que fue burriciego.

Diego Gómez Laine estuvo a gran altura y puso mucha voluntad por agradar. Toreó artísticamente con la capa y con la muleta actuó con mucha gracia. A su primero lo mató de una estocada hasta la empuñadura y de cinco descabellos, perdiendo los trofeos aunque dio una triunfal vuelta al ruedo. Al cuarto lo tumbó de tres pinchazos después de demostrar la evolución en su toreo por lo que se ganó una fuerte ovación.

El héroe de la tarde fue Pedro Carreño que estuvo a una altura inconmensurable con la capa, especialmente cuando toreaba a verónica. A su primero le realizó una faena de muleta valentísima pero falta de dominio, dejando un pinchazo y una soberbia estocada que le valieron las dos orejas. En el quinto, le volvió a realizar una buena faena pero falló con los aceros pues necesitó de hasta cinco entradas, quedando todo en una ovación.

Debutaba Pepe Arroyo que no tuvo una afortunada actuación viéndose sorprendido por las condiciones del animal que cerró plaza aunque, pudo lucirse en algunos momentos. El primero de su lote volvió a los corrales después de oír los tres avisos y en el que cerró plaza, terminó de tres pinchazos, echándose el animal y el matarife Perico Aguirre finiquitó de un certero cachetazo.

Por Vicente Parra Roldan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here