Sangre y Orejas, para Luis David Adame y Juan de Castilla.

1
740

Plaza de Toros de Las Ventas- Madrid.adame

La segunda novillada de San Isidro fue accidentada con dos de los novilleros actuantes en la enfermería que les impidió continuar con la lidia. Filiberto resultó herido al entrar a matar en un corte en la mano, que el mismo se hizo con el estoque al resbalar la mano en el trance. También el Hidrocálido Luis David Adame hubo de pasar por las manos del Doctor García-Padros al resultar cogido en el gemelo de la pierna con cornada de abundante sangrado que le impidió continuar la lidia.

Juan de Castilla le tocó lidiar a cuatro de los Novillos de la tarde por las cogidas de sus compañeros.

juan de castillaMás que digna fue la presentación del mexicano Luis David Adame en el coso de la Calle Alcalá, dispuesto, serio, ajustado, variado y comprometido con la tarde y con la plaza. Brindó el novillo de su debut a su hermano Joselito Adame y no defraudó ni a él ni a nadie. Un seria actuación que inició en puerta de chiqueros, vistoso con los lances de capa y muy dispuesto y sincero en la muleta, una faena de transmisión y verdad, exigiendo a su enemigo y mostrándole los caminos de la embestida franca, reunida, ligada y rematada. Resultó cogido y sin mirarse ni aspavientos continuó con la lidia para poner un broche de oro a su presentación con una oreja de petición mayoritaria. Abandonó el ruedo por su pie camino de la enfermería, tras pasear parsimoniosamente la oreja en la vuelta al ruedo.

Filiberto no tuvo suerte con el manso primero, que hubo de ir buscarlo a sus querencias para extraerle algún pasaje aislado.

Juan de Castilla hubo de lidiar al segundo, cuarto, quinto y sexto, le buscó las vueltas al manso y huidizo segundo y le robó algunos trazos ligados en tandas sueltas sin llegar a rematar la faena. En el cuarto una pelea sin igual ante un soso ejemplar, cansino y corto de viaje que no ofreció ninguna posibilidad. En el quinto de la tarde, aguantó tarascadas, coladas y no se amilanó. Le plantó cara y le extrajo los mejores momentos de la tarde, en una faena más vistosa que fue aplaudida por el respetable, con petición de oreja, no atendida.

El cierra plaza lo recibió en los medios con enorme entrega y valentía a un nada claro novillo que buscaba. Lucha titánica ante otro manso al que fue capaz de robarle alguna tanda en redondo bien enjaretada. No sin susto pues se llevó varias tarascadas en la huida del toro por quitarse de en medio a su lidiador. No cejó en su empeño Juan y le robó los últimos muletazos pegado a tablas.

Ficha del Festejo

Novillos de El Montecillo, variados de juego.

Filiberto, palmas-herido

Juan de Castilla, ovación con saludos / silencio / vuelta tras aviso / oreja

Luis David Adame, oreja- herido

Incidencias.- Tres cuartos largos en los tendidos. Ovacionados Miguel Martín y Alberto Zayas en el tercero.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here