LITRI, COGIDO EN LA PRIMERA DE LA FERIA DE SEVILLA DE 1.957

0
175

Vicente Parra Roldán

En la primera corrida de la feria sevillana del año 1.957 se corrieron reses de don Antonio Pérez Tabernero por parte de Miguel Báez “Litri”, el portugués Paco Mendes y Jaime Ostos que se presentaba como matador de toros en dicho coso.

Y el festejo no comenzó bien para el onubense, cuya presencia había levantado gran expectación entre el público, donde se encontraban muchos onubenses. Y el primero de la tarde, de nombre “Almohadilla” no dio muchas facilidades con el capote por lo que Litri no pudo lucirse.

Ya con la muleta, el onubense intentó bajarle la cabeza a su oponente; después le bordó el toreo en cinco redondos, llevando muy bien al toro en los vuelos, ligados, con quietud, confiado y mandando. El público coreó los pases presagiando que Litri cuajaría una gran faena.

Pero, al correr de otro pase, el toro humilló sin seguir el engaño, cogiendo al diestro onubense, suspendiéndole en el aire y volviendo a cogerlo en el suelo. La cogida causó impresión en los graderíos pero, afortunadamente, al poco tiempo corrió la noticia de la no gravedad del percance.

Litri sufrió una herida en el escroto y una fuerte contusión abdominal, lo suficiente para no poder continuar la lidia ni torear la corrida del día siguiente en la que también estaba anunciado.

Con la cogida del diestro onubense, la corrida perdió mucho interés en la estimación del público, quedando el festejo en un mano a mano en el que ninguno de los dos espadas brillaron.

El torero onubense pasó la noche en la clínica del doctor Leal Castaño y estuvo acompañado por su madre y hermana que viajaron rápidamente a Sevilla tras conocer el percance. Litri reaparecería unos días más tarde, concretamente el 12 de mayo en la feria de Jerez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here