Detalles de Miranda en tarde aciaga de Sobral

0
796

Hasta el sexto de la tarde tuvo que esperar la afición valverdeña para poder disfrutar unos minutos del toreo de David de Miranda.

Tarde gris y plomiza la vivida en el día de hoy en la localidad onubense de Valverde del Camino. La presentación de la ganadería de Sobral en el coso de la calle Carpinteros no será recordada por el buen juego de sus pupilos.

Se presentaban en este coso los matadores de toros Curro Díaz y Manuel Escribano, quienes tampoco se llevarán un buen recuerdo de su tarde con esta ganadería.

Pocas opciones dieron los astados portugueses a la terna que con ilusión trenzaban el paseíllo pasadas las 7 de la tarde con unas gradas repletas de público, atraídos por el cartel y la vuelta a Valverde de David de Miranda tras su duro percance de hace un año.

Ovaciones tras su lidia recibían cariñosamente los espadas que veían como se marchaba la tarde sin poder expresar su toreo. Cariñoso el respetable al ovacionar a David de Miranda antes de saltar al ruedo valverdeño el tercero de la tarde. Sus compañeros de cartel le brindaban sus primeros toros como muestra de afecto y compañerismo.

Ni Curro Díaz ni Manuel Escribano tuvieron oponentes para poder lucirse, si bien el torero de Gerena dejó su sello personal en el tercio de banderillas con ajustados pares, y Curro Díaz pinceladas sueltas.

Fue en el sexto de la tarde donde los oles sonaron con fuerza, cuando David de Miranda abría el capote y jugaba los brazos con soltura, guiando a su antagonista para colocarlo con los montados, un previo de un ajustado quite que levantó a los aficionados de los asientos. Se gustó en el brindis David para iniciar el trasteo con doblones por bajo para ir construyendo una faena bien estructurada en el toreo fundamental en redondo, encajado, componiendo y rematando con templados y cadenciosos pases de pecho. La faena tomaba vuelo y David se gustaba en medidas series con las zapatillas asentadas, metiendo riñones y llevando al burel hasta atrás de la cadera. Cerraba con ajustadas y ceñidas manoletinas su faena y su antagonista al verse podido tomo camino de la puerta de toriles, allí fue donde se perfiló para matar y quedó en medía que preciso descabello, perdiendo así los trofeos.

Ficha del Festejo

Toros de Sobral de pobre juego, descastados y faltos de clase.

Curro Díaz, ovación tras petición / silencio

Manuel Escribano, ovación / ovación

David de Miranda, ovación / sonora ovación

Incidencias.- Lleno en los tendidos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here