Toreros de ayer: El Niño del Tercio II»

Este novillero onubense de mediado del pasado siglo era hijo de El Niño del Tercio, novillero y banderillero, de quién heredó la afición, iniciándose en el planeta taurino en un espectáculo cómico musical que dirigía su padre.

Después de un largo aprendizaje en el que también hay que incluir sus actuaciones como sobresaliente, debutó en su tierra el 31 de agosto de 1958 en una novillada en la que actuaron Fernando Moreno Casau, Ramón Fernández “Regaterín” y Juan Laine con novillos de Clemente Tassara. En la misma también actuó Diego Ortiz, anunciado como Dieguín pues contaba con tan solo 15 años de edad lidiando un becerro.

Tras una larga etapa en la que actuó en diversas plazas extremeñas y andaluzas, volvió a su tierra el 5 de mayo de 1963 actuando con el rejoneador Manuel Baena, Morenito de Huelva, Pepe Hernández “El Calañés” y Manuel Dorado con reses de José González. Diego salió con muchos nervios al lancear a su oponente y lo toreó con la muleta con gracia y soltura, mostrando sus conocimientos. Mató pronto y la plaza solicitó la concesión de trofeos, concediendo la presidencia una oreja.

El triunfo le sirvió para actuar el 13 de junio junto a Jesús Abril y Jesús Sánchez “El Zurdo” con reses de Pedro Luís García. Diego se estiró en lances de excelentes facturas y muleteó con garbo y dominio. Mató pronto a su primero de estocada tendida y, pese a la petición de oreja, no le fue concedido trofeo, por lo que dio dos vueltas al ruedo. Buen lancear a su otro oponente al que empezó a muletearlo con las rodillas en tierra y por la espalda, derrochando valor y entrega. Al citar al natural salió volteado. Con amor propio repitió el cite y de nuevo fue volteado y corneado pasando a la enfermería donde se le asistió de una herida contusa de 10 centímetros en la cara externa de la pierna izquierda, a la altura del tercio medio, calificándose su estado como de menos grave.

Tardó en volver a actuar en su tierra y lo hizo el 18 de junio de 1967 en un festejo en el que hizo el paseíllo junto a Lázaro Gallego “El Nini”, Pepe Muriel, Antonio Pérez Recio, Antonio Alonso “Nené” y Tony Garzón con ganado de Manuel Cañaveral. Tuvo una actuación aceptable y fue obligado a saludar desde el tercio al matar a su oponente. Fue la última actuación conocida en sus tierras.

Artículo de Vicente Parra Roldán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here